Quiero ser amiga de tu mamá!

En mis primeras semanas de colegio, más o menos en el año 1.985, uno de esos días, al llegar del colegio a la casa, llevaba una nota que decía algo asi como: “Quiero ser tu amiga, mi nombre es Susana Duque, mi teléfono es tal y mi mamá se llama Clarita…”  no se con exactitud que decía, pero es más o menos lo que estaba escrito en el papel, con la hermosa letra de su mamá que todavía recuerdo. Susana fue mi primera amiga en el colegio, y aún la llevo en lo más profundo de mi alma con un amor casi de hermana (es más si algún día tuviera una hija creo que se llamaría como ella).

Ahora que mis hijos entran al jardín, comienzo a conocer a sus compañeros y hace poco me puse a analizar el hermoso gesto de la mamá de Susana, que muy inteligentemente quiso presentarse ante la amiguita de su hija, que ahora, viéndolo bien, era un mensaje de mamá a mamá. Pues si, resulta que cuando tienes 2, 3 o 4 años todavía no tienes una personalidad muy definida como para elegir a tus amigos, pero mágicamente los niños comienzan a sentirse atraidos por los niños que son similares a ellos. De igual manera las mamás se acercan a las mamás y asi se cultiva la amistad entre los niños.

Mi gran maestra, Angela Marulanda, también dice en sus conferencias que es importante hacerse amigo de los papás de los amigos de los hijos, pues los amigos terminan siendo como los hermanos de tus hijos, además es importante ponerse de acuerdo para permisos o diferentes decisiones. Adicional a esto, es casi un proceso natural querer ser amiga de las mamás de los amigos o compañeros de los hijos, pues por lo general, no nos interesa un tema diferente de conversación que lo que pasa en la vida de ellos, su desarrollo, como duermen, comen, lloran, se enferman, etc.  En estos momentos, poco a poco, vas conociendo a las mamás y  “enamorandote” de las que te parecen mejores mamás, y quieres volverse su amiga y que mis hijos sean amigos de sus hijos.

Bueno, digamos que en este momento ya he logrado conquistar un par de mamás (nos hemos conquistado mutuamente) y tengo otras “en remojo” que me encantaría ser su amiga. Estoy pensando seriamente en retomar el metodo de Clarita y mandarles una nota que diga: “De Emilio para Tomás: Mi mamá quiere ser amiga de tu mamá”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s