Divide y vencerás

ninos-peleandoEstos días han estado un poco caóticos pues mis hijos están en vacaciones. Son las vacaciones largas y para mi ha sido un poco complejo manejar mi tiempo junto con el de ellos. He tratado de que haya de todo un poco, estuvieron aprendiendo a patinar en un intensivo de una semana, luego en un campo de aventura y luego han estado en la casa con diferentes actividades. Para mi ha sido agotador tener que estar pendiente de ellos todo el tiempo pues están en una edad en la que cada uno quiere tener la razón y pelean constantemente para llevarse su punto.

Como son hombres, las peleas siempre involucran algo de brusquedad, puños, patadas, etc y a mi poco a poco se me va acabando la paciencia, sobretodo cuando estas peleas suceden una tras otra. Aclaro que tienen días en que son un par de príncipes y no pelean casi y otros en los que la mayoría del tiempo están agarrados. Esta tolerancia o intolerancia depende mucho de lo que han dormido y del cansancio que tengan.
Mi amiga y maestra Angela Marulanda, me dio un consejo la semana pasada para manejar las peleas de los hijos: divide y vencerás. Cuando los niños estén peleando, con la mayor calma (así sea difícil y toque respirar y disimular) decirles: “Como no pueden estar juntos, van a tener que estar separados” y poner a cada niño en un espacio de la casa, para que hagan lo que quieran (una actividad de su elección), solos, o sea, sin el hermano. Esto debe hacerse por un tiempo más o menos largo (no 5 minutos sino por ahi 20 minutos o media hora).  Para los niños no hay peor castigo que estar separados, ya no tienen con quien jugar, a quien molestar, con quien hablar (la consecuencia incluye que no se pueden hablar).  Con mis hijos ha sido súper positivo porque se calman y valoran mucho a su hermano como compañero para pasar rico. Durante el tiempo de la consecuencia me piden mil veces que los deje juntar y se asoman a la puerta a ver que está haciendo el otro, es charrísimo….. Después de haber aplicado esto varias veces, me he dado cuenta que han empezado a resolver los conflictos solos (hablan entre ellos y lo solucionan antes de poner la queja, para que no los separe) y cuando sucede, después de estar separados un rato el reencuentro es como de enamorados, se abrazan y se les olvida el conflicto que los separó.
Los hermanos son una oportunidad de practicar muchas situaciones reales de la vida cotidiana: la tolerancia, el compartir, como resolver conflictos, como negociar, como controlarse, etc. Para mis hijos estas vacaciones han sido la oportunidad de hacerlo de manera constante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s