La llegada (y la ida) del pudor

Una de las cosas que más cambia cuando tienes hijos, es el manejo del pudor, a las mamás se nos va y a los hijos en algún momento les llega. En mi familia la llegada del pudor se da en mis hijos y la ida en la mamá.

Cuando tienes hijos pequeños el tema de la desnudez es algo súper natural. Todo el día les cambias el pañal, les limpias la cola, los bañas, les echas cremita, los estregas por todas partes, no existen tabúes, penas de nada, eres su mamá y el contacto con la piel del hijo es algo tan natural como el agua y el viento. A la mayoría de los niños les encanta andar empelota, creo que es la naturaleza, nadie nació con ropa y tener que vestirse es muy maluco, la ropa estorba. Cuando eran más pequeños yo dejaba a mis hijos andar sin ropa por la casa muchas veces (siempre que querían y el clima lo permitía). Ellos corrían y brincaban por todas partes y muchas veces estaban sin ninguna prenda encima o solo con el pañal. Recuerdo una vez que una persona en clase de música me dijo: “Ay, ellos son los niños que corren empelota en el balcón del edificio del frente?!”. Casi me muero de la risa.

La llegada de mis hijos hizo que asumiera una posición tranquila y relajada frente a la desnudez. Así como tu los ves a ellos al natural todo el tiempo, ellos te ven a ti. No existe pena o morbo, les das teta, te bañas con ellos, te abren la puerta cuando estás en el baño, ellos no nacen programados con que es penoso que alguien te vea desnudo y en mi casa lo vivimos con tranquilidad. He dejado que conozcan mi cuerpo con naturalidad, no quiero que crezcan con algún tipo de morbo o malicia frente a esto. Pero esta posición que asumo en mi casa y con mis hijos no ha sido la que siempre he tenido.

Cómo era antes de ellos…
Siempre fui penosa y pudorosa. No soy de las que se desviste por ahí o de las que se cambiaba delante de las amigas y para mi era una tortura ir donde el ginecólogo (que para empeorar el tema es mi tío) pero sólo por la cuestión de que tuviera que verme empelota. Tuve un novio toda la vida, el mismo que fue mi esposo, entonces no es que haya ventilado mi desnudez por ahí con mucha frecuencia. Mi mayor mortificación para el parto de mi primer hijo no era el dolor, sino, que mucha gente me viera empelota, recuerdo con conciencia ese momento en el que fui a parir a Emilio y toda la gente empezó a entrar (anestesiólogo, pediatra, enfermeros, eso estaba lleno), pero lo recuerdo es por la sensación de perder esa intimidad de mi intimidad, jaja. La importancia que le daba al pudor ha sido grande, pero siento que poco a poco, desde que mis hijos llegaron, lo he perdido.

Después de que parí dos hijos de manera natural, ya no me da pena que el doctor (tío) me vea en la cita ginecológica anual, además, me ha tocado empezar esas rutinas que llegan con la edad, de exámenes mamarios (también por aquello de la herencia de cáncer), ya llevo varios años consecutivos con ecografía mamaria y ya me tocó mi primera mamografía, además, la vanidad también me ha llevado a tener algunas sesiones de depilación, que lo ponen a uno más o menos igual o peor que pariendo hijos.

Con tanto parto, revisiones, depiladas y empelotadas en general, un gran porcentaje de mi pudor se fué. Contrario a lo que está pasando con mi hijo mayor, que con 8 años, ha comenzado a tener algunos momentos pudorosos, no le gusta que le abramos la puerta al bañarse, nadie puede verlo cuando se cambia y ya es un misterio muy grande que alguien le vea sus partes íntimas. Yo me lleno de ternura al ver este comportamiento y respeto profundamente sus decisiones. Se está conviertiendo en un niño grande que dentro de poquito será un hombre y creo que es normal que actúe así a medida que crece. Como he escrito anteriormente, en mi casa el tema de la sexualidad es muy abierto y natural y todos los cambios de mis hijos son parte de ese crecimiento y desarrollo personal de cada uno. Ahora que perdí el pudor, al parecer alguien lo encontró y lo tomó para el.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s