10 tips para viajar en carretera con niños

Viajar en carretera con niños puede ser una experiencia agradable si sabemos prepararnos y tener todo pensado para lo que podamos necesitar. En este artículo les comparto 10 tips para viajar en carretera con niños, para que el paseo sea rico y divertido y todos podamos disfrutarlo.

10 tips para viajar en carretera con niños - la gallina y los pollitos - blog de maternidad

Cuando yo estaba pequeña íbamos todas las vacaciones a la costa.
Me acuerdo que salíamos a las 4 de la mañana y viajábamos mucho tiempo, mi mamá hacía sánduches y nosotros dormíamos mucho. Hacíamos un par de paradas en el camino y seguíamos hasta llegar en la tarde al frente del mar.

Este tipo de paseos es muy común en las familias pues viajar en carro resulta muchas veces más económico que en avión, los aviones no llegan a todas partes y además tener un carro a la mano resulta muy útil cuando se necesita moverse y se quiere conocer más lugares.

Viajar en carro con niños pequeños requiere mucha paciencia y algo de preparación. Los trayectos pueden llegar a ser largos para ellos que no tienen aún mucha conciencia del tiempo y pueden llegar a enloquecernos preguntando cada 10 minutos “¿Cuánto falta para llegar?“.

En enero de este año hicimos un paseo a la costa en carro. Era a un sitio lejos y decidimos hacerlo en dos etapas, o sea, parando en la mitad en un hotel de la carretera a dormir. Fue muy bonito ver los paisajes del país, que son hermosos, pero también tuvimos que saber manejar muy bien a los niños para que ellos aguantaran sin desesperarse (y sin enloquecernos).

Quiero compartirles algunos tips para el viaje en carretera con niños:

1. La seguridad no es negociable: los niños deben usar su sillita si son más pequeños o el cinturón de seguridad si son más grandes, todo el tiempo. Un niño pequeño no debe ir cargado o sin cinturón en estos trayectos tan largos.

2. Es importante siempre tener a la mano hidratación y algo de comer. Llevar diferentes snacks, sándwiches, agua en botellas. No sabemos donde el tráfico se ponga lento, haya una fila de una hora antes de un peaje, o nos coja un aguacero en el que no se pueda parar en medio de la noche. (Todas nos pasaron)

3. Ropa cómoda: una sudadera, algo que no los apriete, evitar botones, correas… llevarles zapatos que se puedan poner y quitar con facilidad (tipo crocs), saco si van por una carretera fría y hasta una cobijita.

4. Proporcionar que puedan dormir: llevar una almohada para que puedan dormir rico y cómodo y así tengamos menos horas al niño preguntando: cuánto falta?. Los períodos de sueño son perfectos para todos.

5. Nada de comidas pesadas: que lo que se consuma antes o durante el viaje sea liviano, así evitamos dolores de estómago, pesadez, mareos, etc.

6. Pensar en cómo podemos entretener a los niños. Esto es lo más importante sobre todo si los viajes son se muchas horas: no es recomendable que los niños vean pantallas en los carros pues corren el riesgo de un daño en sus ojos, pueden marearse o tener un dolor de cabeza. Si no pueden jugar en pantallas, mucho menos leer. Nos quedan menos opciones pero algunas alternativas son:
– Armar una buena playlist con música que les guste, cantar es delicioso.
– Hacer juegos como: adivinanzas, contar animales o árboles o algo que haya alrededor
(si quieres ver ideas de juegos en lugares de espera mira este post… obviamente aplican solo algunos de ahí)
– En el último viaje nos inventamos un juego (era de noche y llovía) que era ponerle caras a los camiones que habían adelante. Uno nos parecía un pájaro, otro un perro… esto también puede hacerse con las nubes o con los árboles.

7. Enseñarles y mostrarles lo qué pasa alrededor… por ejemplo: esta es una zona lechera por eso ves tantas vacas, este es un desierto, mira esas montañas, se llaman cordilleras. Es una oportunidad para aprender y practicar geografía, economía, biología y conocer las regiones por las que pasas. A los niños les encanta, preguntan, tienen un tema de conversación para rato.

8. Estar preparado en caso de algún mareo: es normal que los niños se mareen. Que tu pediatra te diga que le puedes dar en caso de mareo, vómito, etc. Tener bolsas por si quieren vomitar y no sobra una toalla o un trapo grande por si algo así sucede.
– Los pañitos húmedos son imprescindibles en este tipo de viajes, ojalá más de un paquete.
– Tener una pinta de repuesto por si algo así sucede, los podamos cambiar.
– Bolsas extras tampoco sobran.

9. Hay que saber que hay que hacer alguna parada por lo menos cada dos o tres horas. En caso de no poder parar… tener opciones por si quieren orinar. Con las niñas es más complicado (hay que hacerlas entrar al baño siempre para que no nos coja desprevenidos en mitad de la nada) con los hombres es más fácil…. yo con mis niños siempre llevo una botella de boca ancha por si quieren orinar y no se aguantan. En el viaje de enero nos pasó que estábamos en medio de una tormenta, era de noche y no había donde parar, nos tocó recurrir a la botella porque uno de los niños no se aguantaba más.

10. Prepararlos: anticipar es una estrategia que uso siempre para casi todo y aquí es importante que sepan cuantas horas son, por donde vamos a pasar, a qué horas vamos a llegar, en algún momento ellos alcanzan a dimensionar el tema y preguntan menos pues ya saben que esperar.

Viajar en carretera puede ser algo estresante pero si nos preparamos bien podemos hacer que sea una experiencia positiva y divertida. Los niños no son un impedimento para disfrutar un viaje y es mejor enseñarles a que también puedan sacar provecho del programa y pasar un buen rato en familia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s