¿Cómo proteger a los niños en el mundo digital?

Los niños de ahora viven inmersos en la tecnología. Esta les brinda muchas ventajas pero también existen grandes riesgos. Como padres debemos saber cómo proteger a los niños en el mundo digital para poder prepararlos para enfrentar todos los factores que pueden ser peligrosos y enseñarles a tener buenas y sanas prácticas digitales.

Nuestros hijos, nativos digitales, nacieron y están creciendo rodeados de tecnología, con pantallas touch, con cámaras y sensores en todos los dispositivos, con la posibilidad de conectarse y ser contactados por todos lados, con imágenes en tiempo real, con la posibilidad de saber de otros cada instante y con facilidades nuevas cada día, que aumentan a una velocidad tan grande que los papás no alcanzamos ni a entender.

Vivir en un entorno tecnológico brinda muchas ventajas, paro también peligros. Lo delicado es que como la velocidad de desarrollo es tan rápida, todavía no tenemos conocimiento total de estos o teorías probadas de lo bueno o malo, lo que hace que el reto sea aún mayor.

Mucho se habla de los riesgos y peligros del mundo digital, pero realmente no alcanzamos a entenderlos o dimensionarlos. Y lo principal para proteger a nuestros niños es saber de qué los estamos protegiendo.

Estuve hablando con Arean Velasco, un abogado experto en Derecho de TIC y Protección de Datos Personales quien hace parte de la firma Velasco & Calle D’Aleman y que conoce muy bien estos riesgos en virtud de su actividad profesional desde 2002. El me ayudó a entender un poco sobre los peligros del entorno digital.

Dentro de los peligros o riesgos que se encuentran en el mundo digital están:

– Privacidad: Tu información en Internet tiende a ser de dominio público y se va creando un perfil digital de cada persona. Eso hace que te puedan conocer cualquier número de personas y que llegue a ser difícil controlar tu información. Eso puede ser bueno o malo según para lo que se use esta información y el tipo de contenido se comparta. Pero hay que saber que cualquier cosa que subes a la web es algo de lo que puedes perder el control. Por lo tanto, previa una reflexión sobre los riesgos, debes pensar si realmente se debe subir o enviar algo de lo que te puedas arrepentir.
– Contactos con personas con malas intenciones: Muchas personas con intenciones malas se hacen pasar por otras y realizan contactos o entablan amistades con niños o jóvenes con fines inescrupulosos como: obtener información privada (para robar), obtener fotos o videos íntimos o en el peor de los casos hacer un contacto personal más adelante para algún robo, extorsión, secuestro, acceso sexual o trata de personas.
– Bullying: El mundo digital se ha convertido en una gran plataforma para el bullying o acoso. Es muy fácil molestar a otros cuando no tienes que poner la cara y cuando te escudas en identidades falsas. Se puede crear información falsa, suplantar o usar información que se sube a la web para luego burlarse o acosar a otros. Estos casos de bullying muchas veces llevan a los niños y jóvenes a la depresión y hasta intento de suicidio. Incluso, ya existen casos de suicidio resultado del acoso online.
– Acceso a contenido inapropiado: Uno creería que es uno de los peligros menores, pero nadie quiere que su hijo pequeño acceda a imágenes o videos de contenido inapropiado para su edad como pornografía, asesinatos, torturas, escenas de terror, etc. Esto puede causar daño psicológico y emocional a los niños, dañarles su inocencia y  sus procesos normales de desarrollo. No controlar el acceso a Internet puede truncar su inocencia y hasta dañar sus sueños e ilusiones.

Los papás muchas veces estamos tranquilos porque nuestros hijos están dentro de la casa con nosotros y no están en la calle expuestos a cualquier tipo de peligro, pero de lo que a veces no somos conscientes, es que al estar en contacto con un dispositivo que tenga acceso libre a internet pueden estar expuestos a peligros tan graves como si estuvieran en la calle.

A esto se le ha llamado “orfandad digital” y se refiere a cuando a los hijos se les deja solos en el mundo digital, que está lleno de peligros,  sin capacidad para navegar en el mundo de contenidos de diversas naturalezas. Así como acompañas a tu hijo a cruzar la calle de la mano, debes llevarlos a aprender a manejar las redes y su interacción con la tecnología hasta que veas que está preparado y que sabe hacerlo con responsabilidad.

Las recomendaciones para proteger a los niños en el mundo digital son:
– Ser responsables al compartir información de nuestros hijos. No compartas nada de lo que luego te puedas arrepentir. No compartir: Desnudos (así sean de bebés), fotos vergonzosas, imágenes o contenido que pueda ridiculizarlos. Saber cual información quedará pública y cual va a ser privada (cuentas que solo pueden ver personas conocidas). No compartir nada que ellos no aprueben. Tener las cuentas bien protegidas por contraseñas fuertes.
– No brindar información privada o que pueda ser un riesgo para tu seguridad: donde vives, donde estás todo el tiempo, rutinas, donde estudian tus hijos, claves de cuentas o tarjetas, etc.
– MUCHA EDUCACIÓN: Aquí esta la clave de todo. Los niños tienen que crecer de la mano nuestra, brindarles información a cerca de los riesgos y enseñarles que no pueden dar información privada en internet. Enseñarles los riesgos de compartir fotos íntimas, información de sus padres, etc.
– No establecer relaciones con personas que no conozcas en el mundo real.
– Los niños no deben tener cuentas en redes sociales hasta los 13 o 14 años. Cuando tengan cuentas en redes sociales, deben compartir la clave con los papás y nosotros debemos poder acceder a revisar el contenido en ellas.
– Supervisar el acceso a internet de los niños TODO el tiempo. Existen programas y apps de control parental que permiten hacerlo.
– No relajarnos: Estar todo el tiempo actualizados y saber que está pasando en el tema del manejo de niños y adolescentes nos permite estar alertas y poder darles a ellos la información correcta.
– Entender que existen leyes y acciones que permiten gestionar y protegernos de los peligros originados en esa presencia virtual que hacemos desde nuestra dimensión física.

No se trata de asustarnos y empelicularnos, pero si de saber que es un tema que hay que mirar y saber que es un riesgo que existe. Así como protegemos a nuestros hijos con vacunas, vitaminas, educación, ropa, y así como los llevamos de la mano poco a poco para relacionarse con el entorno, debemos protegerlos en el mundo digital. Saber que información compartimos y como les enseñamos a comportarse respecto a la tecnología hará que ellos puedan crecer en un entorno más seguro y controlado para evitar peligros y situaciones indeseables.

Es un reto para nosotros como padres, así como todos los demás que nos trae la maternidad y paternidad.

Somos los padres quienes educamos con nuestro ejemplo, es decir, nosotros como adultos también podemos estar en peligro al relacionarnos con Internet. Estamos preparados y educados para guiar a nuestros hijos en este mundo digital?

Si quieres ver algunos apartes de la conversación que tuve con Arean a cerca de este tema, que transmitimos en vivo hace algunos días, puedes ir a este link.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s