Querida yo hace 10 años…

Querida yo hace 10 años: Te ves ahí feliz, con tu barriga hermosa que parece un globo de piñata. En dos días va a nacer tu bebé.

Te va a empezar a doler a las 2 am y vas a llamar a tu tío-médico a las 3 para decirle que tienes contracciones dolorosas. Te vas a bañar en un intervalo entre dos contracciones y te vas a preocupar mucho porque no te afeitaste bien y porque no has acabado de empacar la maleta (tu que todo lo tienes siempre perfectamente planeado).

Vas a llegar al consultorio de tu tío antes de las 4am y vas a esperar 8 minutos en el carro que se te van a hacer eternos. El te va a decir “vamos ya para la clínica, este muchacho va a nacer…” y tu vas a llamar a tu mamá a decirle que cancele un viaje que tiene al día siguiente porque va a ser abuela…. pero que se quede “tranquila” en la casa. También vas a llamar a tu jefe para cancelar la reunión de las 8 de la mañana.

Estoy segura que pensabas que tu vida iba a cambiar ese día. Es el día que soñaste desde que puedes recordar y antes. Pero no te imaginas lo que van a ser los próximos 10 años que vienen a continuación.

No vas a volver a dormir derecho nunca más. Vas a tener que comer frío (lo odias) y parada (te vas a acostumbrar). Entrarás al baño con la puerta abierta, tu intimidad ahora será pública. Tu cuerpo no será el mismo y tardarás mucho en recuperarlo. Vas a llorar mucho, primero porque no querrás volver a trabajar y dejar a tu bebé. También porque eres una llorona cuando duermes mal y ahora esto será una constante.

Quiero decirte que tu vida va a cambiar mil veces más de lo que esperas. No solo tu vida va a cambiar, vas a cambiar tu. Porque vas a darte cuenta que tienes un propósito más grande de lo que pensaste. No es solo cuidarlo, cantarle, alimentarlo. Es ser una mejor persona para que puedas ser la mamá que tu hijo merece tener. Porque lo que mejor le puedes dar además de tu amor, es tu ejemplo. Y para ser un buen modelo debes ser feliz, debes ser tu.

Ser mamá traerá muchas dificultades. No lo has pensado pero tu hijo se va a enfermar muchas veces y eso te va a doler en el corazón. Te vas a llenar de miedo, vas a tener momentos de impaciencia. Pero también vas a descubrir que el lugar favorito del mundo va a ser a su lado, que tu olor favorito será el de él.

Estás a las puertas de embarcarte en la mejor aventura de tu vida. El mejor regalo del universo. Todos los días vas a levantarte con más amor que el día anterior y te sentirás la más afortunada. Disfruta esta noche de sueño y tu plato de pasta caliente. Y prepárate para una locura maravillosa en la que vas a hacer absurdamente feliz.

Y diez años después, estarás llorando de alegría después de hacer una torta de chocolate para celebrar su cumpleaños, con sus amigos, que ahora son lo más importante. Te vas a sentir profundamente orgullosa de tu niño grande, sobre todo porque será igual a ti. Y lo vas a regañar porque se quedó leyendo hasta tarde con una linterna debajo de las cobijas, pues mañana es su fiesta de cumpleaños y necesitas que descanse bien. Aunque en el fondo sonríes porque asi eres tu y te quedaste hasta tarde escribiendo aunque todavía te falta la mitad de la fiesta por organizar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s