La alimentación, dolor de cabeza para todos los papás

Hoy quiero escribir sobre un tema que para muchos papás es motivo de desvelo, la alimentación. A lo largo de mi corta experiencia como mamá, he leído y he preguntado mucho sobre este tema. También he analizado los habitos de muchos niños que veo en los lugares a los que asisten mis hijos y quiero contarles lo que pienso.Cuando mi hijo mayor estaba muy pequeño tuve la oportunidad de hablar con un pediatra muy experto, de esos de toda la vida (fue mi pediatra 🙂 ) y me dijo algo que me impactó mucho: “El Objetivo de la alimentación de los bebes, es llegar a que los niños puedan sentarse en la mesa y comer lo mismo que los adultos”, o sea, que cuando tu hijo pueda, debería poder sentarse en la mesa con toda la familia y pueda comer lo mismo que comen todos… What???  Pues si, que coma lo mismo que comes tú!

Bueno, pues resulta que hoy en día, los niños solamente comen lo que ellos quieren, y por sus malas costumbres alimenticias, lo que ellos quieren se limita a papitas, salchicha, nuggets de pollo y arroz. Esta amplia dieta obviamente no les alimenta, y como todos sabemos, los niños deben alimentarse bien para crecer, aprender, ser sanos y  felices…

Entonces, a que se debe esta falta de buenas costumbres alimenticias en los niños? Por lo que he podido analizar, hay dos factores que ayudan a que los niños coman mal:

1. EL TETERO: Los niños deben tomar tetero cuando son recien nacidos, porque su organismo supuestamente no tolera otros alimentos, porque no tienen dientes o encías fuertes que les permitan rasgar y masticar bien y mientras empiezan con su dieta complementaria… Pero luego de que los niños comen de todo, las 3 comidas al día, tienen dientes, pueden ingerir todo tipo de alimentos, NO TIENEN PORQUE TOMAR TETERO…. Cuando un niño puede comer sus 3 comidas al día, quitele el tetero. No conozco ningún adulto que se levante a las 4 de la mañana desesperado por un vaso de leche para poder seguir durmiendo, o que en vez de comerse su almuerzo o su comida, se tome un vaso de leche (a no ser que siga una dieta especial para adelgazar o algo así). En general la mayoría de los adultos comemos en la noche a las 7, 8 o al a hora que sea, y luego nos dormimos hasta el otro día…. además, no reemplazamos nuestras comidas básicas por un vaso de leche. El habito del tetero les impide dormir bien en la noche, les impide aprender a masticar, a tragar bien los alimentos, y sin mencionar todos los factores odontológicos que muestran que afecta a los pequeños…  He hablado o me han contado de MUCHOS niños que a los 2, 3, 4, 5 o 6 años todavía toman tetero. El tetero los embucha, les quita el hambre temporalmente, pero no los alimenta, un niño necesita una dieta balanceada. Cuando escucho mamás o niñeras quejarse que su hijo no come, lo primero que pregunto es: Toma tetero? Y siempre la respuesta es: Si.

2. UNA DIETA DIFERENTE: Digamos que para un papá o mamá es muy cómodo darle al niño lo que a el siempre le gusta, claro, es súper fácil porque se lo come todo, no hay que peliar, amenazar, obligar, rogar, jugar, etc. Pero es importante que los niños tenga una rutina clara y fija y que además pruebe cosas nuevas de vez en cuando, porque como me dijo aquel pediatra, los niños deberían sentarse en la mesa y comer lo mismo que come el adulto. Por lo tanto, una vez el pediatra autoriza que el niño puede comer un alimento determinado, es importante que se le de la oportunidad de probar y tratar de que el niño coma de todo, o por lo menos que pruebe y acepte la gran mayoría de los alimentos. Se que es muy dificil hacerlos probar, lo he vivido en carne propia (odio probar y mi hijo mayor es igual a mi), pero los papás deberían hacer un gran esfuerzo y buscar recursos para que los niños prueben y además se acostumbren a los diferentes sabores. Esto no se logra ni en la primera ni en la segunda, y tal vez ni en la 3ra o 4ta sentada. Hay que acompañar, insistir, motivar a los niños para que lo hagan. Por favor, NO LES HAGAN UNA DIETA ESPECIAL a los niños cuando ellos pueden comer lo mismo que un adulto. No hablo de extremos y tampoco pienso que se les tiene que obligar a comer cosas muy fuertes, aceitunas, alcaparras, cebollas, etc. Se pueden adaptar un poco los platos, pero que el niño vea que debe comer lo mismo que el adulto, que no se siguen sus caprichos sino que esa es la comida de la casa y eso es lo que comen todos.

Por último, me gustaría insistir en la importancia de una dieta lo más natural posible. Los embutidos, jugos de caja, dulces, etc no aportan nada para el crecimiento y la salud de los niños. En lo que más pueda, prepare alimentos en casa, y proporcione a sus hijos una dieta natural. El ejemplo también es súper importante, o sea, a modificar la dieta o evitar delante de los niños las cosas que son más nocivas. Como les decía, para mi no es fácil probar o comer algunas cosas, pero me ha tocado aprender y hasta he probado junto con ellos cosas nuevas, y lo mejor, es que me han gustado… Hay que hacer un esfuerzo para que los hijos coman bien. No es bueno, no es cómodo, no es agradable, pero la salud de nuestros hijos depende de ello y una mala alimentación tiene muchas malas consecuencias en su vida… es importante.

Pedro y su particular forma de comer

Bueno, hace unos días puse un video en Facebook que ha dado mucho de que hablar. Se trata de mi hijo Pedro haciendo una mezcla de comida muy especial. Resulta que Pedro desde pequeño decidió que el come solo, no se deja dar la comida, y le gusta mezclar. Muchos lo llaman “comida fusión”, pero este grado de fusión es avanzado. Lo mejor es que a el le encanta. No se de donde saco esta forma particular de mezclar la comida, pues en mi casa nadie lo hace, es más, nos aterra. A Emilio su hermano, no se le pueden juntar dos alimentos y a mi tampoco me atrae eso de esas mezclas tan particulares. Algunos ejemplos de sus mezclas: jugo de naranja en el cereal, carne, pollo o lo que sea con el jugo, todo en la sopa. Su preferencia es lo remojado, y no le importa mucho el sabor. Muchos que han visto este video me han dicho que que mala mamá que lo obligo a comer esas mezclas, y la verdad no lo obligo, pero el se las come porque le encanta. Y sucede casi siempre, bueno, digamos una vez al día porque no lo dejo siempre.

Varias cosas importantes, a los niños hay que dejarlos explorar un poco con los alimentos, no jugar, sino explorar. Pedro come mejor cuando mezcla que cuando no lo dejo. Todos no tienen que tener los mismos gustos nuestros y hay que respetar un poco este tipo de cosas, mientras no estén pasando por encima de los demás. Por ahora, sólo espero que algún día se le quite, o tal vez sea un gran chef que invente una nueva manera de mezclar los alimentos.
Aqui el video:

5 “alimentos” (o cosas…?) que odio darle a mis hijos…

Desde hace algún tiempo he puesto mucha atención a los alimentos que les doy a mis hijos. Cada vez son más dañinos y anti-naturales y a partir de algunos problemas alérgicos, reflujo, reacciones de mis hijos ante ellos o cosas que me han dicho expertos o leído, tomé la decisión de restringir o eliminar algunas cosas de la dieta de ellos con increibles resultados. Gracias a varias personas como mi bioenergético o mi mejor amiga que tiene una maestría en alimentos, y a algunos textos que he leído por ahí, he descubierto algunas cosas un poco horribles, como por ejemplo que las Ducales tienen un ingrediente que crea adicción, por eso no puedes parar de comerlas (será ese el toque secreto?) o que hay muchas cosas que no son lo que se llaman, por ejemplo, el jugo de cajita, realmente no es jugo, la miel que te dan para el pollo en varios sitios públicos realmente no es miel, la miel de maple para el pancake tampoco es miel de maple y hasta la salsa de tomate, no tiene tomate. Por lo tanto, además de ser vilmente engañados por la industria alimenticia (aclaro que no tengo nada en contra de ninguna marca) pues comemos cosas que no son lo que dicen que son, estamos ingiriendo elementos químicos y dandole a nuestros hijos cosas hechas en un laboratorio cuando realmente creemos que los estamos alimentando.  Como estoy muy atenta a esto, cada día descubro que hay más niños con reflujo, enfermedades alérgicas y bueno, enfermos en general y en parte es por lo mal “alimentados” que están.

Bueno, de todos los productos para ingerir, porque alimentos no son, los peores para mi, y los que más evito darle a mis hijos son:

1. La Coca Cola: afortunadamente puedo decir que mis hijos nunca la han probado. En general no consumen ninguna gaseosa, pero si no hay más remedio, les doy una que no sea esta. Creo que mucho se ha hablado de lo dañina que es….

2. Los Dulces: para mí son un veneno para los niños. Los vuelve adictos, no comen nada nutritivo, les bloquea el apetito para comer saludable. Personalmente a mis hijos les da reflujo y si comen mucho, hasta vómito. No les prohibo comer un dulce en las piñatas o en la guardería, pero en mi casa no compro y cuando llegan con la bolsita de la piñata, desaparece en una caja que luego regalo. Odio que les den dulces y mientras pueda, evito que coman.

3. Jugo de cajita. El famoso jugo de cajita, que supuestamente es tan nutritivo contiene realmente un 2% de jugo de fruta, el resto, químicos, aditivos y azucar. Consumirlo es como comerse aprox. 6 cucharadas de azucar, engorda, no alimenta. A mis niños también les ha dado reflujo. Cuando descubrí esto les empaco jugo natural hecho en casa en los termos cuando vamos a salir y si no se puede, es mejor que tomen agua.

4. Alpinito. Aclaro que no tengo nada en contra de la marca Alpina, es más me parece una de las mejores y más innovadoras marcas en Colombia, pero el Alpinito a mis hijos les cae como patada en el higado. A mi hijo grande le di muchas veces y siempre le daba como un vomitico que olía horrible, luego me recomendaron eliminarlo de la dieta, y mi hijo pequeño, que ya tiene 2 años nunca lo ha probado, mentiras, creo que una vez le dimos y el resultado fue muy similar a lo que pasaba con su hermano. En vez de Alpinito les doy yogurt, kumis, yox, otros que no se porque no les caen tan mal….

5. Fruit Loops o Trix. Tampoco tengo nada en contra de Kellogs o Nestle, y en general no sólamente es este cereal sino todos los cereales que sean de colores. Los colorantes son químicos que hacen daño al cuerpo pero mientras más color tengan los alimentos, peor. Por lo tanto evito darles esto. El ideal es el Corn Flakes pero de vez en cuando también les doy Zucaritas, ceral de Milo o Choco crispis…

Bueno, con toda esta reflexión tan larga, me queda un pequeño desconsuelo y es la tristeza de sentir que la industria alimenticia cada vez nos engaña más, que no sabemos realmente que estamos consumiendo y que las mamás que tienen sus hijos con enfermedades como esta, no puedan detectar que su problema viene de su mala alimentación. Les recomiendo esta página web: www.ninosinalergias.com donde pueden descargar GRATIS un libro muy interesante escrito por un pediatra caleño sobre los problemas ( y soluciones) que causan los alimentos (o más bien no alimentos) en la salud de los niños.

Haciendo Galletas!

Hoy hicimos un plan delicioso… Galletas!
Ahora mis hijos ya empienzan a crecer y podemos hacer actividades juntos y disfrutarlas. Hoy hicimos una receta de galletas muy sencilla y rica.

RECETA:

300 gr de mantequilla, una taza de azucar, 2 huevos, 1 cdita de esencia de vainilla y 5 tazas de harina.

Se amasa y se aplasta con el rodillo, luego pueden hacerse figuras y se ponen sobre una bandeja engrasada y enharinada.

Se mete al horno (precalentado) por 15 min (hasta que empiecen a dorar) a 180 grados centigrados.

Los niños se divirtieron mucho y cada uno tuvo un poco de masa para amasar con su rodillo y luego cortar, aunque no se aguantaron y comieron algunos pedazos de masa…Para la decoración: azucar pulverizada (una bolsita), una clara de huevo, el jugo de un limón, todo se mezcla hasta que queda homogéneo. Para hacer diferentes colores se separan en diferentes recipientes y se le echa anilina de colores. Luego se mete en una manga pastelera o si no hay, se puede usar una bolsa plastica, se corta una punta y se dibuja.

Una buena idea es conseguir moldes de letras, asi puedes enseñar a los niños a reconocer su letra o su nombre…

Una actividad deliciosa para una tarde con los niños!!!

Nuggets y papitas?

Me encuentro un poco traumatizada al darme cuenta de la gran influencia que tienen los alimentos en la salud y el buen desarrollo de los niños y peor aún, de la mala, malísima calidad de los alimentos que las empresas ponen a nuestra disposición en el mercado y que, por su afán de enriquecerse, no piensa en la calidad o en el beneficio del usuario, sino el sacar algo barato y hacernos creer que es alimenticio.

Además, cuando observo el poco esfuerzo que hace los padres actuales para enseñar a sus hijos a comer bien y se conforman en suministrarle una dieta a base de nuggets y papitas, todo con tal de estar cómodos y tranquilos, me indigno aun más.

En los sitios que frecuento con mis hijos, es común tener o escuchar conversaciones a cerca de la alimentación de los otros, pues es probable que sirva como consuelo para los padres de los niños mal alimentados, darse cuenta que los suyos no son los únicos o por lo menos para comparar como estan respecto a los otros de la misma edad.

Con todo esto, me doy cuenta, también con mi experiencia, lo dificil que es que los niños coman bien. Es muy maluco y muy aburridor, estar insistiendo, rogando, explicando o amenazando a los hijos, para que prueben, coman, acaben la comida. Es demasiado maluco. Por eso entiendo que lo más fácil es darles lo que ellos quieran o sea, nuggets y papitas. Pero para eso somos papás. Para educar y enseñar lo que es mejor. Para brindarles las condiciones que les permitan crecer sanos y fuertes, dentro de lo cual, lo principal, es una buena alimentación.

Como dice Luis Pescetti, en su canción “Con esa cara de pescado que tenés, de piojo, desafinado, de enfermo, de amarillo, qué comiste??” Hay que leer las etiquetas de los productos para ver que nos están metiendo, además, hay que poner cuidado que le estamos dando a nuestros hijos, hacer el esfuerzo por enseñarles a comer bien y darles alimentos sanos y nutritivos… es por su bien!

No quiero dulces para mis hijos!

No se quien inventó que la palabra niños era sinónimo de dulces. El que haya sido me cae muy muy mal. Para mi dulces + niños es igual a desastre. Cualquiera que pensara un poco más, se daría cuenta que los niños estan en etapa de desarrollo, necesitan crecer y para que su cuerpo y su mente se desarrolle, se necesita alimentarlos bien. Pero no. Todo el que quiere agradar a un niño le da un dulce. Para mi, es como ofrecerle un cigarrillo a alguien que esta tratando de dejar de fumar. No pueden decir que no. No saben decir que no. Pero el dulce es malo, muy malo. Lo dicen los médicos, y se ve. Cuando comen dulce los niños no se alimentan bien, es como una adicción, todo el tiempo diciendo “Quiero dulcecitos”. Siempre quieren más. Luego les duele la panza, lloran, les da diarrea, vómito, reflujo, gripa, todooo…. Por eso, el que le trae dulces a mis hijos ya sabe que solo los probarán y luego la mamá los pone en una caja y más tarde los regala… Jojooo