La ilusión de la Navidad

La navidad es maravillosa, especialmente para los niños. Es una época llena de magia, luces, canciones regalos. Que más podrían pedir…. La magia sucede y es real con la llegada del Niño Jesús o Papá Noel.

Hice un video súper casero con mis hijos y mis primitas para ver la hermosura de lo que piensan en esta época tan hermosa y ojalá la magia de la navidad siempre permanezca en nuestra vida, no importa lo grandes que seamos….

Las vacaciones….

Estamos en vacaciones. Este año decidí no meter a mis hijos a vacaciones recreativas, pues tengo la oportunidad de estar con ellos y quiero disfrutarlos. Hice una lista de actividades para hacer con ellos y quiero compartirla por si alguien no sabe que hacer con sus chinches en vacaciones en Medellín. Algunas son salidas y algunas son actividades en casa…

SALIDAS:Hay varios lugares de la ciudad que mis hijos no conocen o que hace mucho no vamos y me gustaría por lo menos visitar algunos durante estos días:
– Parque Explora: No es malo repetir, mi hijo pequeño nunca había ido, estuvimos la semana pasada, es hermoso, tiene un acuario muy hermoso, dinosaurios, vivario y salas en las cuales los niños pueden interactuar y aprender.

Captura de pantalla 2012-12-03 a la(s) 21.45.52Captura de pantalla 2012-12-03 a la(s) 21.45.20

– Museo el Castillo: Tiene unas mangas muy deliciosas para hacer picnic.
– Planetario: Mis hijos no lo conocen, pienso ir esta semana.

– Parque Los Salados: queda en la Fe y es un sitio divino para hacer Pic Nic, tiene juegos infantiles, barquitas para remar, mucho aire puro para respirar…

– Ciudad del Rio: Un parque muy chevere en medio de la ciudad…

– Parque de Indiana: En el mall indiana hay un parque muy chevere para los niños, se puede ir en la tarde y tomar el algo…

 

ACTIVIDADES:
Gracias a mi nueva adicción, Pinterest, he encontrado algunas ideas interesantes para hacer en vacaciones, comparto lo que ya he hecho:

– La primera fue una masa súper fácil: 2 tazas de harina, media taza de sal y media taza de agua. Se forma una masa muy agradable de moldear, puedes hacer las figuras que quieras, además para la actividad en particular hice un molde con el trazo de la mano de cada niño… Luego de tener las figuras se mete al horno en 220 grados por 1 hora, en este paso creo que fallé un poco, pero en teoría uno lo saca y ya esta duro. Esperas a que se enfríe y luego lo pintas. Al hacer la mano de cada niño, puedes construir un recuerdo muy lindo… lo pintamos de Papá Noel y luego lo colgamos en el árbol de navidad 🙂

manualidad

 

– Hoy hicimos otro adorno muy sencillo, con palitos de paleta. Se pegan, se pintan y se decoran como quieras…

Captura de pantalla 2012-12-03 a la(s) 22.00.38

 

Bueno, les seguiré contando sobre las actividades que hago en vacaciones con los niños….. dentro de mi lista está:

– Tarjetas de Navidad
– Arcilla
– Cocinar
– Sembrar
– Carros con cajas de cartón

Espero que me rinda, jeje 🙂

 

 

 

 

Guardar

La alimentación, dolor de cabeza para todos los papás

Hoy quiero escribir sobre un tema que para muchos papás es motivo de desvelo, la alimentación. A lo largo de mi corta experiencia como mamá, he leído y he preguntado mucho sobre este tema. También he analizado los habitos de muchos niños que veo en los lugares a los que asisten mis hijos y quiero contarles lo que pienso.Cuando mi hijo mayor estaba muy pequeño tuve la oportunidad de hablar con un pediatra muy experto, de esos de toda la vida (fue mi pediatra 🙂 ) y me dijo algo que me impactó mucho: “El Objetivo de la alimentación de los bebes, es llegar a que los niños puedan sentarse en la mesa y comer lo mismo que los adultos”, o sea, que cuando tu hijo pueda, debería poder sentarse en la mesa con toda la familia y pueda comer lo mismo que comen todos… What???  Pues si, que coma lo mismo que comes tú!

Bueno, pues resulta que hoy en día, los niños solamente comen lo que ellos quieren, y por sus malas costumbres alimenticias, lo que ellos quieren se limita a papitas, salchicha, nuggets de pollo y arroz. Esta amplia dieta obviamente no les alimenta, y como todos sabemos, los niños deben alimentarse bien para crecer, aprender, ser sanos y  felices…

Entonces, a que se debe esta falta de buenas costumbres alimenticias en los niños? Por lo que he podido analizar, hay dos factores que ayudan a que los niños coman mal:

1. EL TETERO: Los niños deben tomar tetero cuando son recien nacidos, porque su organismo supuestamente no tolera otros alimentos, porque no tienen dientes o encías fuertes que les permitan rasgar y masticar bien y mientras empiezan con su dieta complementaria… Pero luego de que los niños comen de todo, las 3 comidas al día, tienen dientes, pueden ingerir todo tipo de alimentos, NO TIENEN PORQUE TOMAR TETERO…. Cuando un niño puede comer sus 3 comidas al día, quitele el tetero. No conozco ningún adulto que se levante a las 4 de la mañana desesperado por un vaso de leche para poder seguir durmiendo, o que en vez de comerse su almuerzo o su comida, se tome un vaso de leche (a no ser que siga una dieta especial para adelgazar o algo así). En general la mayoría de los adultos comemos en la noche a las 7, 8 o al a hora que sea, y luego nos dormimos hasta el otro día…. además, no reemplazamos nuestras comidas básicas por un vaso de leche. El habito del tetero les impide dormir bien en la noche, les impide aprender a masticar, a tragar bien los alimentos, y sin mencionar todos los factores odontológicos que muestran que afecta a los pequeños…  He hablado o me han contado de MUCHOS niños que a los 2, 3, 4, 5 o 6 años todavía toman tetero. El tetero los embucha, les quita el hambre temporalmente, pero no los alimenta, un niño necesita una dieta balanceada. Cuando escucho mamás o niñeras quejarse que su hijo no come, lo primero que pregunto es: Toma tetero? Y siempre la respuesta es: Si.

2. UNA DIETA DIFERENTE: Digamos que para un papá o mamá es muy cómodo darle al niño lo que a el siempre le gusta, claro, es súper fácil porque se lo come todo, no hay que peliar, amenazar, obligar, rogar, jugar, etc. Pero es importante que los niños tenga una rutina clara y fija y que además pruebe cosas nuevas de vez en cuando, porque como me dijo aquel pediatra, los niños deberían sentarse en la mesa y comer lo mismo que come el adulto. Por lo tanto, una vez el pediatra autoriza que el niño puede comer un alimento determinado, es importante que se le de la oportunidad de probar y tratar de que el niño coma de todo, o por lo menos que pruebe y acepte la gran mayoría de los alimentos. Se que es muy dificil hacerlos probar, lo he vivido en carne propia (odio probar y mi hijo mayor es igual a mi), pero los papás deberían hacer un gran esfuerzo y buscar recursos para que los niños prueben y además se acostumbren a los diferentes sabores. Esto no se logra ni en la primera ni en la segunda, y tal vez ni en la 3ra o 4ta sentada. Hay que acompañar, insistir, motivar a los niños para que lo hagan. Por favor, NO LES HAGAN UNA DIETA ESPECIAL a los niños cuando ellos pueden comer lo mismo que un adulto. No hablo de extremos y tampoco pienso que se les tiene que obligar a comer cosas muy fuertes, aceitunas, alcaparras, cebollas, etc. Se pueden adaptar un poco los platos, pero que el niño vea que debe comer lo mismo que el adulto, que no se siguen sus caprichos sino que esa es la comida de la casa y eso es lo que comen todos.

Por último, me gustaría insistir en la importancia de una dieta lo más natural posible. Los embutidos, jugos de caja, dulces, etc no aportan nada para el crecimiento y la salud de los niños. En lo que más pueda, prepare alimentos en casa, y proporcione a sus hijos una dieta natural. El ejemplo también es súper importante, o sea, a modificar la dieta o evitar delante de los niños las cosas que son más nocivas. Como les decía, para mi no es fácil probar o comer algunas cosas, pero me ha tocado aprender y hasta he probado junto con ellos cosas nuevas, y lo mejor, es que me han gustado… Hay que hacer un esfuerzo para que los hijos coman bien. No es bueno, no es cómodo, no es agradable, pero la salud de nuestros hijos depende de ello y una mala alimentación tiene muchas malas consecuencias en su vida… es importante.

Una semana sin llorar en la guardería

Nunca pensé que fuera a ser tan duro la entrada a la guardería de mi pequeño. Un niño súper seguro, tranquilo, segundo hijo, acompañando a la mamá varias veces a la semana a recoger al hermano, se bajaba, jugaba, conocía a las profesoras, nos quedabamos largos ratos “adelantando” el proceso de adaptación. Y no. Entró a la guardería el 10 de Julio, se quedó llorando, lloró casi toda la mañana, al día siguiente, lloró más, y así todos los días. La segunda semana igual, con algunas mejoras, pues ya no lloraba toda la mañana sino que poco a poco se iba entreteniendo. Cuando llegaba a recogerlo, se me tiraba llorando. Ya no era tan normal, como cuando te dicen: es normal que llore los primeros días, es su proceso de adaptación, el duelo de dejar a la mamá, etc, lo de este niño era una angustia inmensa, que luego acabó con la fuerza de la mamá, que algunos días no aguantaba, lo dejaba y me sentaba a llorar en el carro al ver los ojos de mi niño diciendome “te suplico que no me dejes aquí, solo”.  Pero bueno, hay que tener paciencia, todos los niños son distintos, todos los procesos son distintos. Para acabar de ajustar, esto lo descuadró en las demás actividades de su vida, lloraba en natación, no quería ir al parque sino quedarse sentadito al lado de la mamá todo el tiempo, como una sombra. Paciencia, explicarle, validarle su sentimiento, hacerlo entender que va a pasar muy rico, te dejo allá porque estoy totalmente tranquila, que estás en buenas manos, la mamá no te va a dejar para siempre, vuelvo siempre por ti, hablar con expertos, muchas cosas a ver que funcionaba y nada. Paciencia. Luego de dos meses y 11 días, Pedro cumple su primera semana sin llorar ni un solo día en la guardería. Se queda feliz, me dice: “Mamá, tao!” (chao), entra corriendo a abrazar a su profe.

Estoy feliz, me encanta que disfrute, que sea el mismo, sin miedo, sin angustia, con tranquilidad.

Lo que aprendí: a veces los procesos toman más tiempo de lo que uno piensa, pero hay que ser firmes, constantes y tener paciencia. Si ellos ven tu seguridad, van a darse cuenta que no hay nada malo para ellos y van a relajarse también.

Nuggets y papitas?

Me encuentro un poco traumatizada al darme cuenta de la gran influencia que tienen los alimentos en la salud y el buen desarrollo de los niños y peor aún, de la mala, malísima calidad de los alimentos que las empresas ponen a nuestra disposición en el mercado y que, por su afán de enriquecerse, no piensa en la calidad o en el beneficio del usuario, sino el sacar algo barato y hacernos creer que es alimenticio.

Además, cuando observo el poco esfuerzo que hace los padres actuales para enseñar a sus hijos a comer bien y se conforman en suministrarle una dieta a base de nuggets y papitas, todo con tal de estar cómodos y tranquilos, me indigno aun más.

En los sitios que frecuento con mis hijos, es común tener o escuchar conversaciones a cerca de la alimentación de los otros, pues es probable que sirva como consuelo para los padres de los niños mal alimentados, darse cuenta que los suyos no son los únicos o por lo menos para comparar como estan respecto a los otros de la misma edad.

Con todo esto, me doy cuenta, también con mi experiencia, lo dificil que es que los niños coman bien. Es muy maluco y muy aburridor, estar insistiendo, rogando, explicando o amenazando a los hijos, para que prueben, coman, acaben la comida. Es demasiado maluco. Por eso entiendo que lo más fácil es darles lo que ellos quieran o sea, nuggets y papitas. Pero para eso somos papás. Para educar y enseñar lo que es mejor. Para brindarles las condiciones que les permitan crecer sanos y fuertes, dentro de lo cual, lo principal, es una buena alimentación.

Como dice Luis Pescetti, en su canción “Con esa cara de pescado que tenés, de piojo, desafinado, de enfermo, de amarillo, qué comiste??” Hay que leer las etiquetas de los productos para ver que nos están metiendo, además, hay que poner cuidado que le estamos dando a nuestros hijos, hacer el esfuerzo por enseñarles a comer bien y darles alimentos sanos y nutritivos… es por su bien!

Amo la cirugía de tubitos de ventilación

Hoy me encontré con una amiga un poco preocupada porque a su hijo mañana le harán la cirugía de tubitos de ventilación en los oidos y adenoides. Al contarme traté de ayudarle un poco con su temor, diciendole que es lo mejor que nos ha pasado en nuestra casa. Y no fue por consolarla, realmente lo es.

Todo empezó con la entrada a la guardería. El hijo mayor trae todos los virus que se encuentra a su paso, di tu, como un imán. Y el pequeño, en este caso (o en esta casa) de 6 meses se los chupaba toditos. Como consecuencia, tuvimos aproximadamente 6 otitis en promedio per capita infantil en el hogar en aprox. 3 meses. Y con esa tasa de bichos, no hay antibioticos suficientes, no hay cuerpo que aguante tanto antibiótico y el bolsillo de los papás se ve seriamente afectado (más dinero en medicamentos que en la misma guardería). Además los niños experimentaron todos los antibioticos posibles y existentes, hasta llegar a hospitalización en casa. Pueden creer, un niño de 2 años con un cateter permanente durante 7 días y un bebe de 8 meses con un cateter y apenas empezando a gatear….. eso parte el alma!

Hasta que llegó la maravillosa noticia de que no había más remedio que operar a los niños (y literalmente no había más remedio)…

La cirugía fue nada mas y nada menos que el día de la madre, alguna jugada de la vida para que yo hiciera mi papel de madre con “todos los juguetes”. No fue tan duro entregarlos al quirófano por dos razones: La primera, amé a la Doctora que los operó (Maria Isabel Hernandez) y se los entregué con una gran confianza. La segunda, no podía demostrar ninguna emoción pues mientras operaban a uno yo estaba con el otro bebe…

La cirugía fue corta y el resultado maravilloso. No más otitis, las gripas duran poco y no volvimos a comprar antibióticos en el hogar. Espero que se demore bastante para caerseles los tubitos y no entiendo porque no se los pusieron antes, es una bendición!

Hola!

Siete de Diciembre. Hace tiempo habia pensado en que quería crear un blog. No se si esto lo lea alguien algún día pero aqui estamos. Espero que este regalito me haga feliz.