Mami quiero una Nerf!

Me encantaba cuando mis hijos estaban muy pequeños y toda la información que recibían estaba filtrada por mí. Veíamos Doki, Mickey Mouse o  Winnie Pooh, y jugábamos a armar trenes, a dibujar o a hacer rompecabezas. Pero esa dicha no dura mucho. Los niños entraron a la guardería y al colegio y empezaron a recibir información de muchas fuentes, sus profesoras, sus amigos y su mente empezó a llenarse de otro tipo de cosas que no pasan por el filtro o el criterio que yo quería. En el colegio empezó a llegar nueva información de personajes y experiencias que no eran tan puros o inocentes como los que yo les enseñaba, y dentro de eso, comenzaron los juegos de luchas y batallas…. Seguir leyendo

Anuncios