Halloween sin dulces…

Halloween es una de las épocas que más les gusta a los niños. Es un espacio en el que pueden disfrazarse, convertirse en el personaje de sus sueños, princesas, súper héroes o hasta monstruos. Se permiten los espantos, zombies, animales terroríficos, fantasmas, brujas. Las casas, edificios, centros comerciales, colegios están decorados con motivos horripilantes y todo eso hace que parezca una fiesta que dura todo un mes, en la que todos son protagonistas y cada uno con su mejor disfraz puede convertirse en alguien mágico. Seguir leyendo

No quiero dulces para mis hijos!

No se quien inventó que la palabra niños era sinónimo de dulces. El que haya sido me cae muy muy mal. Para mi dulces + niños es igual a desastre. Cualquiera que pensara un poco más, se daría cuenta que los niños estan en etapa de desarrollo, necesitan crecer y para que su cuerpo y su mente se desarrolle, se necesita alimentarlos bien. Pero no. Todo el que quiere agradar a un niño le da un dulce. Para mi, es como ofrecerle un cigarrillo a alguien que esta tratando de dejar de fumar. No pueden decir que no. No saben decir que no. Pero el dulce es malo, muy malo. Lo dicen los médicos, y se ve. Cuando comen dulce los niños no se alimentan bien, es como una adicción, todo el tiempo diciendo “Quiero dulcecitos”. Siempre quieren más. Luego les duele la panza, lloran, les da diarrea, vómito, reflujo, gripa, todooo…. Por eso, el que le trae dulces a mis hijos ya sabe que solo los probarán y luego la mamá los pone en una caja y más tarde los regala… Jojooo