“Señora, ustedes son ricos?”

“Señora, ustedes son ricos?” me preguntó una niña mientras hacíamos la fila para patinar en el hielo en el Centro Comercial Santafé. Muchas cosas vinieron a mi mente. Para mi “rico no es el que más tiene sino el que menos necesita”, y podría haberle respondido que sí, que a pesar de que mis bienes materiales son menores a los de muchas personas que conozco, vivo tranquila y feliz con lo que tengo y siento que me hace falta poco. No quiere decir que no me provoque tener un closet más grande con más zapatos, o que no me gustaría viajar más o preocuparme menos por el pago de las cuentas. Pude haberle dicho que no hay más riqueza que el amor o la salud, que vale más estar unidos, tener una familia bonita y amigos especiales. Pero no es eso a lo que se refería la niña. Me preguntó qué le había traido El Niño Dios a mis hijos,  a ella le trajo una tablet (a mis hijos unos tenis patín y un jueguete al otro), y que si mis hijos tenían cuarto propio para cada uno, a lo que le respondí que no, pues ellos comparten su cuarto. Seguir leyendo

Leer las etiquetas!

Hace tiempo he estado leyendo y aprendiendo a cerca de los alimentos y los componentes que hacen daño. Especialmente desde que soy mamá, me he interesado en no darles a mis hijos comida que tenga ingredientes dañinos para su salud y he descubierto que al cambiarles hábitos alimenticios dañinos y eliminando lo que comían que contenía ingredientes no saludables ha mejorado considerablemente su salud.

Dentro de lo que he aprendido he descubierto varios componentes que agregan a los ingredientes y que hacen daño a los niños. La mayoría de las personas confiamos en que la industria alimenticia nos da cosas saludables y no leemos la composición de los alimentos. Pero he adoptado como mamá la costumbre de leer algo antes de comprarlo y desechar alimentos que tienen componentes dañinos. Muchas veces uno no sabe cual marca escoger entre dos, y cuando lee las etiquetas se da cuenta que una de las dos no tienen algunos ingredientes dañinos y es más fácil elegir.

Algunos de los ingredientes no recomendados para niños que he encontrado frecuentemente en los alimentos de los niños son:

1. Corn Syrup (Jarabe de Maiz) o High Fructose Corn Syrus (Jarabe de maiz con alta fructosa): es un componente que dicen que es el que causa más obesidad en los niños.  Se encuentra en muchos alimentos procesados. Un ejemplo: masmelos

Masmelos

2. Tartrazina: es un colorante que usan para darle el color amarillo a los alimentos. Es muuuy común encontrarlo. En algunos paises como Noruega y Suecia está prohibido, pues se relaciona con problemas renales y también se dice que podría ser causante de cáncer. Esta en muchos alimentos amarillos, como chitos, boliqueso, etc…

Chitos

3. Glutamato Monosódico (MSG): es un ingrediente que se usa para potencializar el sabor de los alimentos. Estudios demustran muchos efectos negativos como dolores de cabeza, daño ocular, depresión, desorientación. Además se dice que causa adicción, por eso “no puedes parar de comer”. Se encuentra en muchos alimentos, está en todas las sopas de sobre, en el caldo de gallina, en la mayonesa Fruco. En mi casa lo encontré en un paquete de Mani Motos.

ManiMotos

Estos son algunos porque la lista es larga, quiero invitar a que antes de comprar un ingrediente lean las etiquetas. Las empresas que desarrollan alimentos se están dando cuenta que los consumidores leemos las etiquetas y no compramos alimentos con ingredientes dañinos o tóxicos y a partir de eso están cambiando. Por eso es muy importante ser concientes de eso y aprender a comprar, por la salud de nuestros hijos y la nuestra.

Piazza

Si quieren leer más sobre este tema, les recomiendo este link: http://reconquistandoeden.com.ar/los-10-aditivos-alimentarios-mas-peligrosos