Libros que me hacen llorar

Confieso que soy súper llorona. Desde chiquita, sino me creen pregúntenle a mi mamá. O a cualquiera de mi familia… es algo con lo que vengo de fábrica. Y confieso que no me molesta ser llorona. Sobre todo cuando la mayoría de veces que lloro es por algo chévere. Y muchos se reirían de mí, porque lloro con muchas películas, sobre todo las de Disney o Winnie Pooh, así me la este viendo por octava vez. Lloro con todos los comerciales emocionantes, lloro con los videos de superación personal, y con los de maternidad sí que lloro (no importa si es la primera vez o si ya me lo he visto 20 veces)…Lloro en la entrega de notas, en el primer y último día de colegio, y todo lo que me emociona mucho me hace llorar.

Y con los libros no me quedo atrás. También debo decir que los libros me fascinan. Desde que aprendí a leer no hay un mejor regalo que un libro y lugar que me encante tanto como una librería.

Hace un tiempo me recomendaron unos libros y he ido comprando para mis hijos pues me encanta leerles y que ellos aprendan a amar la lectura. Y dentro de esos libros hay unos que siempre me hacen llorar.

Los dos primeros son unos clásicos de la literatura americana, “Adivina cuanto te quiero” (Guess how much i love you – Sam Mc Bratney) del que sale la famosa frase: “Te quiero hasta la luna y de vuelta” (I love you to the moon and back) que está plasmada en cuadros, en cuartos y en muchas partes sobre todo en Norte América. El libro es hermoso y SIEMPRE que lo leo no puedo evitar que se me corte la voz. Mis hijos ya lo saben y yo les digo: “Niños, voy a llorar” y ellos me abrazan o se ríen de mi (o uno me abraza y el otro se ríe).

Guess_Jeram

El otro que me hace llorar igual se llama “Siempre te querré”, adaptado del libro “Love you forever” en inglés de Robert Munsch. También es divino. Tiene una frase hermosa “Siempre te amaré, siempre te querré, mientras en mí haya vida, siempre serás mi bebe” que se repite todo el libro. Me encanta y lloro.

En la colección Buenas Noches también hay unos libros hermosos, y he llorado con varios, pero los que más me conmueven son los de mamás. Estos nos los regalaron hace poco y me parecen divinos. A mis hijos tambiés les gusta y se rien cuando les digo “voy a llorar”. Les explico que lloro porque las historias son hermosas, cargadas de amor. Se llaman “Mi mamá es mágica” (que dice toda la verdad) y “Choco encuentra una mamá”, que habla del amor de una mamá, que va más allá de que el hijo venga de ella o sea diferente.

Y me encanta, que por medio de los cuentos alguien haya tratado de expresar la dimensión del amor de un papá o de una mamá hacia un hijo, en palabras fáciles para que los niños entiendan, o por lo menos traten de dimensionar una pequeña parte de este gran amor.

Libros1

Aprendiendo a leer y escribir

Vivir el comienzo de la etapa escolar de mi hijo Emilio ha sido maravilloso. Es un niño que heredó las ganas de aprender de la mamá y también el amor por la lectura. Por eso, su inicio en el alfabetismo ha sido muy facil y divertido. Desde antes de comenzar el proceso sintió mucha curiosidad por el significado de las letras y sus sonidos. Identificó fácilmente su nombre y lo aprendió a escribir con facilidad. Verlo y escucharlo leer palabras y letreros en la calle, en los supermercados y en todas partes me hace sonreir por dentro y por fuera. Aún está en el proceso de “descifrar” las letras (en el colegio lo llaman decodificar, creo). Pero este proceso me llena de emoción y no veo la hora de que pueda leer libros que se que le van a fascinar, como a mí. Les quiero compartir un video hermoso que hicimos en Noviembre del año pasado cuando Emilio quería escribirle un mensaje a su abuelo por su cumpleaños.