¿Dónde está el Niño Jesús?

De las cosas más lindas de la navidad es la ilusión de los niños con la llegada del Niño Jesús o en algunos casos, Santa Claus o Papá Noel. En realidad no importa cual es el personaje pues más allá de si es un bebé o un señor gordo vestido de rojo, lo bonito es lo que representa. Y esa ilusión hermosa de todos los niños, que en un momento llega a cuestionarse y a pensar que no existe. Hay miles de películas que hablan de eso y miles de niños que se preguntan cada día en navidad si creer o no creer. Aquí les cuento la historia de como lo abordé con mi hijo mayor. 

 

La ilusión del Niño Jesús trayendo los regalos en la noche del 24 es una de las cosas más bonitas y mágicas de la Navidad. Aunque todas las familias tienen costumbres y creencias muy diferentes, la mayoría de los niños tienen esa gran ilusión de que sus regalos soñados lleguen del cielo de manera inexplicable.

Por lo general, los papás que tuvimos esa ilusión, cuidamos y conservamos la tradición de la llegada de los regalos a los niños. Muchos aparecen en el árbol, otros en la cama, otros por ahí escondidos. Los pequeños no ven la hora de que llegue la noche del 24 para recibir eso que tanto pidieron y que llegó como por arte de magia.

A medida que los niños crecen y su cerebro madura y además, con tanta interacción social en el colegio,  llena de versiones diferentes a cerca del “misterio” de la navidad, llega un momento en que los niños comienzan a racionalizar el tema y empiezan a preguntarse que será verdad y que no. 

Siempre he sido partidaria de que los niños deben saber todas las verdades en el momento que consideremos adecuado y que los padres debemos ser quien les demos esa primera información, con las explicaciones correspondientes, con las ideas y conceptos que queremos implementar en ellos y no que sean sus amigos o gente de afuera quien les cuente,  pues corremos el riesgo de una mala información o explicaciones inadecuadas. 

Y tristemente  (o “realísticamente” como dirían mis hijos), para todos los padres, llega el momento “de la verdad” cuando comienzan con las preguntas a cerca de la navidad y sus misterios.

Esto no tiene un momento fijo o una edad. Todos los niños maduran a ritmos diferentes y piensan diferente, por lo tanto, el momento puede variar. Yo he tratado de prolongarlo lo máximo pues me parece hermosa esa ilusión, pero cuando la realidad es evidente, es mejor abordarla de una vez.Eso fue lo que pasó con Emilio. Me di cuenta que ya era el momento. Después de saberlo, de sentirlo, pensé cómo se lo iba a decir. Sabía que existía por ahí una carta que se usa para ese tema, la busqué y la leí. Pero luego pensé que esa carta la escribió alguien más para su hijo y no era exactamente como yo pensaba que debía decírselo. Por eso decidí escribir mi propia versión. Busqué un momento adecuado en que estuviéramos solos (sin el hermanito) para hablar.  Le dije: “últimamente te he escuchado hablar a cerca del Niño Jesús y de los regalos de navidad, quiero que me digas tú que piensas” … El me miró y me dijo: ” Yo si creo mami, pero no se, hay algo que no sé” … Le dije: “No entiendes como un espíritu reparte regalos por todo el mundo volando en una noche?” y me dijo: “Exactamente”, a lo que le dije:

“Quiero que leas esto”:

Hoy es un día muy importante. Tienes 10 años y eres un niño muy inteligente y especial. Cada día estás más maduro y entiendes mucho mejor lo que pasa en el mundo, la lógica de todo, cómo funcionan las cosas. A medida que uno va creciendo el cerebro va aprendiendo y entendiendo más sobre la realidad que lo rodea. Por eso queremos hablarte de algo que es muy importante y especial y es la magia de la navidad. Hace más de 2 mil años el Niño Jesús nació en un pesebre (es un hecho real) y vino al mundo para enseñarnos muchísimas cosas, como aprendiste en la primera comunión. El, más que todo vino a enseñarnos que lo más importante en la vida es hacer las cosas con amor. O sea, cada vez que nos relacionemos con alguien, cada vez que queramos tomar una decisión, cada vez que estemos bravos con alguien, buscar poner amor ahí.  

La navidad es una época para celebrar la venida de Jesús al mundo, lo vemos como un bebé porque a todo el mundo le encantan los bebés y despiertan que? AMOR. Es una época para que la gente haga una parada en su vida, en su rutina, en el estrés y el afán de lo que hacen cada día para mirar lo afortunados que son, toda la gente linda que los rodea, toda la salud que tienen, todo el amor que hay a su alrededor. Y ahí está el Niño Jesús en todo ese amor que hay en la navidad. 

También está en la vida de nosotros todo el tiempo. No es verdad que el Niño Jesús nos da regalos el 24 de Diciembre… Él nos da regalos cada día. Porque, quien ayuda a que tengamos un sol hermoso, a que oigamos a los pajaritos cantar, a que nazcan bebés, a que la gente encuentre a alguien que la quiera o que la ayude, a que se hagan realidad los sueños, a que tengamos ideas felices? Todo eso es obra de El. Porque El nos acompaña todo el tiempo.

Entonces qué pasa con los regalos que nos llegan mágicamente el 24? Obvio que vienen del Niño Jesús, porque el es el que hace que todo suceda, que todo salga bien, pero el no es quien los pone y quién los compra. Son las personas que El eligió para cuidarte todo el tiempo y velar porque seas feliz.  Porque es el Niño Dios el que te dio el gran regalo de nacer en esta familia y de tener unos papás que te aman, que cada día se levantan a trabajar por ti, para que seas un niño feliz y para que tengas todo lo que necesitas para ser un hombre bueno, para que aprendas, para que disfrutes tu vida.

Por eso es el Niño Jesús quien hace que recibas tus regalos, es quien hace que tus papás puedan darte todo lo que consideran que es bueno para ti. La magia del amor y de la navidad hace que soñemos con ese día, y siempre será así. No dejes de creer en el Niño Jesús nunca. Y sabes que al tener esta información debes ser responsable y no hablar esto con los más chiquitos, pues tenemos que ayudar a que los niños siembren en su corazón el espíritu de la navidad, el amor y la magia del Niño Jesús. Recuerda, el siempre está detrás de todo.

Luego de que la leyó me quedé mirando a ver que decía. Le dije: “Qué piensas?”  y me respondió: “Eso era lo que me imaginaba….” 

No estaba triste, no tenía rabia. Creo que fue el momento adecuado y el sintió también la responsabilidad de la confianza depositada en el. Después me hizo un par de preguntas más de logística y de cómo sucedía seguido de afirmaciones en las que se explicaba porque El Niño Jesús si existía: “Mira que Pedro le pidió un bebé y nació Jero”, “Mira cuando le dijimos que queríamos conocer la nieve y pudimos hacer el viaje“.

La verdad fue hermoso porque creo que entendió el mensaje como yo se lo quería dar.

Desde ese día, que fue hace más de una semana, no se ha vuelto a tocar el tema. Su hermano si habla de eso pero Emilio se queda callado. No dice ni que si ni que no. Siento que mi hijo va madurando y entendiendo muchas cosas y esa tristeza inicial se convierte en orgullo y tranquilidad de poder darle la información correcta cuando siento que el ya lo necesita. 

Anuncios

Querida yo hace 10 años…

Querida yo hace 10 años: Te ves ahí feliz, con tu barriga hermosa que parece un globo de piñata. En dos días va a nacer tu bebé.

Te va a empezar a doler a las 2 am y vas a llamar a tu tío-médico a las 3 para decirle que tienes contracciones dolorosas. Te vas a bañar en un intervalo entre dos contracciones y te vas a preocupar mucho porque no te afeitaste bien y porque no has acabado de empacar la maleta (tu que todo lo tienes siempre perfectamente planeado).

Vas a llegar al consultorio de tu tío antes de las 4am y vas a esperar 8 minutos en el carro que se te van a hacer eternos. El te va a decir “vamos ya para la clínica, este muchacho va a nacer…” y tu vas a llamar a tu mamá a decirle que cancele un viaje que tiene al día siguiente porque va a ser abuela…. pero que se quede “tranquila” en la casa. También vas a llamar a tu jefe para cancelar la reunión de las 8 de la mañana. Seguir leyendo

10 razones por las que los niños grandes y los jóvenes deben jugar videojuegos

A medida que nuestros hijos crecen, los papás nos hacemos viejos. Creemos que las cosas son como eran en “nuestra época” y le tememos a las nuevas tecnologías, en parte porque no las entendemos. Me puse a investigar y encontré 10 razones por las que los niños grandes y los jóvenes deben jugar videojuegos. Esto no les daña el cerebro sino que los forma para el futuro.

10 razones por las que los niños y jóvenes deben jugar videojuegos
Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash
Photo by JESHOOTS.COM on Unsplash

Es una cosa loca cuando nosotros, los padres de ahora, pensamos o nos sentimos afortunados porque vivimos en una era tecnológica y nos tocó todo eso. O sea, para ser más clara, a nosotros nos tocaron las primeras conexiones a internet y todavía nos toca explicarle a nuestros papás como conectarse a una red wi-fi o como meterse al e-mail, tuvimos el privilegio de abrir facebook cuando empezó, estrenar whatsapp y hasta tuvimos sistemas que ya desaparecieron (recuerdan ICQ?). Seguir leyendo

¡Cuidado con la ropa de los niños!

Lograr que nuestros hijos estén siempre limpios es una tarea más o menos imposible. Con una vida llena de tareas, lograr que la ropa luzca impecable deja de ser la primera prioridad, pero tampoco queremos que sean los más mugrosos. Por eso les cuento que he hecho para el cuidado de la ropa de los niños, que me ha funcionado y que me han dicho algunos expertos…

Cuidado de la ropa de los niños
Cuidado con la ropa de los niños

Uno de los mayores retos que tenemos en el hogar es lo que tiene que ver con el cuidado de la ropa. Las mamás tenemos una obsesión porque nuestros hijos estén bien vestidos, limpios y casi como unos postres (listos pa la foto!), de esto ya he escrito anteriormente. Pero también sabemos que los niños deben ensuciarse para su sano desarrollo, deben interactuar con la mugre, con elementos que acaben con la limpieza y que pueden manchar la ropa que usan. Seguir leyendo

Mi cartera es un caos

¿Te has dado cuenta que la cartera de una mujer puede contener un universo de cosas inexploradas? ¿Llevas muchas o pocas cosas en la tuya? ¿Encuentas algo extraño? La mayoría de veces mi cartera es un caos, y yo la miro y me burlo y me sorprendo de que a veces sea un reflejo de mi vida. ¿Cómo es la tuya?

Mi cartera es un caos. Si tu la abres en este momento podrás encontrar cualquier cantidad de cosas inimaginables. Pareciera un portal a la tierra de Narnia o la maleta mágica de Harry Potter que puede contener un mundo infinito de posibilidades.

Mi esposo dice que mi cartera es el triángulo de las bermudas y aunque me hago la brava cuando lo dice, en el fondo se que es verdad. A veces me parece que mi cartera es un reflejo de lo que pasa en mi cerebro.

Seguir leyendo

Porqué los niños son impacientes, viven aburridos, no tienen amigos y creen que el mundo gira a su alrededor

Los padres de ahora queremos lo mejor para nuestros hijos. Pero también muchas veces sentimos que los estamos malcriando. En una época que nos cogió sin estar preparados, con miles de factores que no existían antes y que no alcanzan ni a salir en los libros de crianza, nos damos cuenta que nuestros hijos son impacientes, viven aburridos, no tienen amigos y creen que el mundo gira alrededor de ellos. Cada día nos preguntamos cómo enfrentar esta nueva generación para lograr que puedan ser personas útiles, felices, íntegras, exitosas, y todos los verbos positivos que los padres de ahora idealizamos.

Hace un tiempo fue publicado un artículo que ha sido famoso y le ha dado la vuelta al mundo, escrito por Victoria Prooday llamado: La tragedia silenciosa que afecta a los niños de hoy (The silent tragedy affecting today’s children). Es un artículo que todos los padres deberían tener en cuenta.

Seguir leyendo

Bienvenidos al mundo de los videojuegos

Llegó el momento en que mis hijos pidieron hasta enloquecernos una consola de videojuegos. Otra de las cosas que dije que nunca haría quedó derribada. La maternidad va derrumbando todos los muros y barreras que tenía, es innegable. Pero para que mis hijos pudieran acceder al mundo de los juegos de video llegamos a un acuerdo, pusimos reglas y límites y además estudié y encontré que tampoco es tan malo como pensaba. Aquí les cuento bien…

Con esto acaban mis “yo nunca” de la maternidad y cierro el pico. Porque en serio pensé que este si lo iba a cumplir. No me gustan los videojuegos. Será en parte porque nunca tuve ni me hicieron falta y porque para mi tener un libro en la mano es la mayor fuente de entretención y lo era también cuando era niña. Pero como todos sabemos y tanto lo he hablado, primero lo que yo piense no es la verdad absoluta, así como todos tenemos gustos diferentes y también ideas, que yo prefiera leer a jugar Super Mario no es que sea mejor. Segundo, algo que me repito todo el tiempo, mis hijos y todos los niños de esta época son nativos digitales, o sea ellos nacieron y viven inmersos en la tecnología y para ellos un videojuego, un computador, un dispositivo que se conecte de manera inalámbrica, es algo NATURAL. Seguir leyendo

Vivir sin empleada doméstica

En mi país, en muchos hogares existe una persona que ayuda con las labores de aseo, orden y alimentación. Comúnmente se le llama empleada doméstica, pero más que una empleada termina siendo un miembro más de la familia, pues convive permanentemente con todos, vive bajo el mismo techo y termina involucrándose totalmente en la vida familiar. En mi casa no hay empleada doméstica. Muchos piensan que es imposible vivir sin ella. Pero no.

Vivir sin empleada domestica

Durante los últimos 10 años tuve a alguien que nos ayudaba en la casa. Esa persona en realidad fueron muchas mujeres que nos acompañaron colaborando con el aseo y el orden del hogar, unas con buenas experiencias y otras con no tan buenas. Seguir leyendo

10 tips para vivir la maternidad sin enloquecer en el intento

Ser mamá es una locura. Y lo digo con humor pero también podría decirlo con angustia, con miedo, con incertidumbre. Porque nuestra vida como madres está llena de todo eso. Me he dado cuenta que la maternidad trae consigo una presión inmensa. Tu te exiges y sientes que debes cumplir una cantidad de parámetros que te pide el mundo, la  sociedad, tu familia. Estás expuesta al juicio público constantemente y tus expectativas también se vuelven en tu contra.
Pero ser mamá no puede ser eso, en este tiempo que llevo viviendo y analizando la maternidad me he dado cuenta de que no podemos tratarnos tan mal, por eso te comparto 10 tips para vivir la maternidad sin enloquecer. Porque esto es para disfrutarlo, para aprender y para ser feliz.

Seguir leyendo

Tener fe

Los papás quisieramos controlar todo para que nuestros hijos siempre estén bien. Pero asi no funciona. Ante un mundo de incertidumbre, lo único posible es tener fe. Por eso las mamás terminamos repartiendo bendiciones y prendiendo velas hasta viejitas. Aquí les cuento de qué se trata esa fe. Y no es un post sobre religión.

Tener Fe - la gallina y los pollitos blog

Me acuerdo que hace muchos años, cuando mi primita Daniela estaba pequeña hubo una época en que había muchos derrumbes en la vía Las Palmas, ruta que tenía que tomar todos los días para ir al colegio. Cada día el subir y bajar por esa vía era un riesgo de que se desprendiera un pedazo de tierra y cayera sobre cualquier vehículo que estuviera pasando por ahí.

Aunque yo estaba lejos de ser mamá, sentir a mi tía angustiada por el solo hecho de mandar a su hija al colegio por un camino que presentaba un riesgo me impactó. Y me impactó el hecho de entender que a pesar de que seamos los mejores papás no podemos asegurar que nuestros hijos siempre estén a salvo, pues no está del todo en nuestras manos. Nunca. Seguir leyendo