La llegada (y la ida) del pudor

Una de las cosas que más cambia cuando tienes hijos, es el manejo del pudor, a las mamás se nos va y a los hijos en algún momento les llega. En mi familia la llegada del pudor se da en mis hijos y la ida en la mamá.

Cuando tienes hijos pequeños el tema de la desnudez es algo súper natural. Todo el día les cambias el pañal, les limpias la cola, los bañas, les echas cremita, los estregas por todas partes, no existen tabúes, penas de nada, eres su mamá y el contacto con la piel del hijo es algo tan natural como el agua y el viento. A la mayoría de los niños les encanta andar empelota, creo que es la naturaleza, nadie nació con ropa y tener que vestirse es muy maluco, la ropa estorba. Seguir leyendo