Es en serio!!!

Vi ahora este comercial, que muestra de manera un poco dura lo que puede ser una grave consecuencia de una persona obesa, pero más que eso muestra que esa obesidad es el resultado de una vida llena de malas costumbres al comer. Me impactó de esta campaña, dos escenas que veo que se repiten constantemente con los niños casi todo el tiempo, por un lado, todas las personas que le brindan a los niños un dulce, por ser amables, en muchas ocasiones, por ej, luego de una cita médica, al cortarse el pelo, al ir al supermercado, y es que todo el mundo asume que ser amables con los niños significa darles dulces. Por otro lado, lo más duro es que el hábito de esta persona comienza en la casa, cuando su mamá deja de insistirle en comer saludable y le da unas papas fritas porque es lo único que el niño recibe. Y es que enseñarle a los niños a comer bien NO ES FÁCIL, es más, ES MUY DIFICIL, cuesta mucho tiempo, paciencia, repetir, volver a repetir, devolverse, volver a empezar, insistir. Pero creo que vale la pena. Ya es hora de que las mamás nos demos cuenta de que esto es en serio, en que hay una generación de niños con malos hábitos que van a ser las personas enfermas del futuro. La obsesidad es solamente una de las consecuencias de los malos hábitos, pero hay muchas más. Hay que volvernos más firmes, hacer entender a los niños (y más aún, A LOS ADULTOS) que un dulce no es un premio, hay muchas cosas más que pueden hacerlos feliz, un dibujo, un sticker… que estas cosas nos sirvan para reflexionar y emprender acciones de cambio…