Las herencias

Teoricamente la palabra herencia se refiere a lo que una persona que se muere le deja a sus descendientes. También se usa esta palabra para definir las características genéticas que podríamos obtener de nuestros antepasados. En mi familia la palabra herencias ha adquirido un nuevo significado al referirse a las cosas que una persona pasa otra porque ya no las va a usar más y que están en muy buen estado. Dentro de cosas podemos incluir ropa, zapatos, juguetes, muebles, libros, etc. Todo esto pasa entre primos de una generación a otra y lo damos y recibimos con mucha alegría. En la cultura paisa (en la que vivo) se valora el ahorro y el cuidado de las cosas y esta costumbre hace parte de permitirnos aprovechar bien las cosas que tenemos, además muchas veces los niños dejan objetos en muy buen estado, porque crecen rápido, los usan poco o son muy finos y da pesar botarlos sabiendo que sus primos pueden continuar con el uso de estos. En mi familia se ha creado una cadena de herencias, las cosas pasan entre hermanos y a primos y vemos en los más pequeños las cosas que habían pasado por los nuestros. Seguir leyendo

Los primos

Los primos son los amigos “obligados” que la vida te da. Después de los hermanos los primos son lo mejor que le puede llegar a uno en la vida. Crecen con uno y comparten millones de recuerdos que se llevan siempre en el corazón. Los primos que son contemporáneos viven juntos cada etapa, te enseñan a compartir, a entender las diferencias, a conocer estilos de vida diferentes, a tener nuevos amigos (los de ellos), a vivir las mismas aventuras, a guardar secretos, a reirse de las mismas cosas, a dormir en otras casas sin que sea muy duro. Tuve el gran privilegio de tener varios primos cercanos a mi en edad, con los que viví muchos momentos inolvidables, mi infancia esta llena de felices recuerdos junto a mis primos, clases de guitarra, de baile, de inglés, de música, vacaciones, playa, paseos, fincas, aventuras, navidades, dormidas en casas, cumpleaños…

Y ahora que mis hijos estan viviendo esta linda etapa, me alegra verlos tan felices al lado de sus primos, que muchos de ellos son los hijos de mis primos (en realidad son primos segundos, terceros, cuartos, pero eso no importa para ninguno).  No hay nada más feliz para Emilio y Pedro que juntarse con sus primas “María-Irene” que en realidad son 3, y que se mueren de amor por ellas. Creo que con ellas son los momentos más felices que han vivido mis niños. También está “Tintín”, el primito que es un año menor, mis hijos lo adoran, les encanta estar con el, el imita todo lo que Emilio y Pedro hacen, forman un alboroto impresionante, y lo más hermoso es que a mi me dice “la ota mamá”, lo cual me hace derretir. También están Valentino y Emiliano, que coincidencialmente se llevan muy poco con cada uno de los mios, nos encontramos casi siempre en la finca y juegan delicioso. Y por último los más pequeños, Jero, que es nuestro bebe, lleno de ternura, seguramente será un hermano más para ellos y Agustín, que acaba de nacer y va a ser la pareja perfecta para Jero.

Me encanta que mis hijos estén contruyendo recuerdos tan felices con sus primos, creando lazos que nada podrá romper. Cada vez que pienso en mis primos me llegan tantos recuerdos felices, tanto amor, historias charras, tantas cosas lindas, que me alegra que mis hijos tendrán la oportunidad de construir algo igual con los suyos…

IMG_4287 IMG_4267 IMG_7522