Actividades mientras esperas

Salir a la calle con niños a veces puede ser incómodo cuando algunas veces se debe esperar un rato a que algo suceda. Por ejemplo en un restaurante mientras traen la comida, en el tráfico, haciendo filas para entrar a sitios, en un aeropuerto, etc. Mis hijos son muy inquietos y en estos casos más. Empiezan a portarse mal, uno se ofusca y los regaña y se vuelve un círculo de necedad y regaño muy maluco de manejar, además incómodo con la gente alrededor. A veces son situaciones en las que es necesario esperar y en calma, por ejempo en un avión, o como lo que me sucedió el día que mi hijo se cayó y hubo que hacerle una cirugía para coserlo. Había que esperar 6 horas para que su estómago estuviera vacío y pudieran ponerle anestesia general. Estabamos en un hospital y el tenía que quedarse quieto durante todo ese tiempo, algo que uno pensaría que es imposible con un niño de 6 años al que poco le gusta quedarse quieto. Seguir leyendo