Los milagros son regalos de Dios…

Esta es la historia de una niña muy muy hermosa, que desde pequeña nació inundada de instinto maternal. Sus juguetes eran bebés, y hasta cuando ya no se usaba, pedía como regalo de navidad más y más bebés. Desde pequeña amó cuidar los bebés, practicó con sus primitos (tuvo muchos) y le encantaba cuidarlos, jugar con ellos, cantarles, arrullarlos, y cada vez más su corazón de mamá crecía y crecía. Dios la miraba desde el cielo y sonreía. Luego llegaron sus sobrinos. Sin creer que podía amar más, los quiso como hijos desde el momento en que nacieron y se convirtió en su segunda mamá, con ninguna diferencia de la mamá real, con el mismo amor, el mismo cariño, la misma dedicación.
Desde que Dios vio sus instintos y cualidades como mamá, empezó a buscar cuidadosamente cual podría ser el papá perfecto para sus hijos. Hizo una búsqueda muy grande, pensando en alguien que la quisiera mucho, que tuviera una familia hermosa, y que sin saberlo, tuviera todas las características para ser un gran papá. Se conocieron y tuvieron que pasar grandes obstáculos para que creciera un amor muy grande y fuerte, el que se necesita para crear una familia.
Poco después, un día cualquiera, esta niña que ya era grande, sintió un dolor muy fuerte y tuvo que ir donde el médico. Después de hacerse algunos exámenes y procedimientos, el médico le dijo que para ella iba a ser díficil tener hijos, que debía estar preparada para un largo tratamiento y que debía hacerlo rápido aprovechando que todavía era jóven. A pesar de esto, ella nunca perdió la fe y Dios nunca dejó de sonreír, pues para el no hay nada imposible.
Un día, el menos esperado posible, esta hermosa mujer se sintió extraña, no sabía que le pasaba pero lo que sentía no era normal. A pesar de que sabía que era casi imposible, se hizo una prueba y descubrió que iba a ser mamá. Al principio se asustó mucho pues no estaba preparada para esto, pero después de uno o dos instantes, se dio cuenta que Dios le había mandado un regalo maravilloso. Lo mismo sucedió con el papá de este pequeño bebe, y los dos se pusieron muy felices de recibir esta gran noticia.
El médico dijo que era un milagro y toda la familia estuvo feliz al saber la noticia de este especial bebe. La niña que ahora iba a ser mamá, no se sorprendió, ella sabía desde pequeña que algún día iba a ser la mejor mamá del mundo.

Anuncios

“Quién quiere regalo??”

Desde hace días he observado, en las piñatas a las que asisten mis hijos, que hay algunos grupos de recreacionistas, que durante toda la fiesta motivan a los niños a que sigan sus indicaciones con la frase “Quién quiere regalo??”. Inicialmente me sorprendió pero a medida que pasa el tiempo y lo veo repetitivo en tantos cumpleaños, me puse a pensar a cerca de lo que le estamos enseñado a los niños con esto…
Los estamos motivando a que realicen la recreación de una fiesta (que además es algo que les gusta pues es un juego), con la promesa de un regalo físico al cumplir las actividades propuestas… Los niños están creciendo con la idea de que después de cada actividad tienen que recibir una recompensa física, un regalo, y se acostumbran a que sin “el regalo” no hacen nada. Los niños no van a una piñata a recibir regalos, van a celebrar que su amiguito está cumpliendo un año más de vida, o sea a celebrar la vida de sus amigos. Además, se acostumbran a que en su vida todo tiene que ser “pagado”, a que no hacen nada gratis. Por eso es que a los niños más grandes les cuesta tanto hacer un favor, y terminan por todo pidiendo algo a cambio. Es que uno no puede hacer algo por alguien sin tener que recibir un pago? Porqué jugar en una fiesta con sus amigos tiene que ser pagado?.no-mas-quien-quiere-regalo
Me parece además poco profesional de parte de los recreacionistas, que además deberían tener un poco de conocimiento en educación o en cómo manejar niños, que utilicen SIEMPRE esta motivación para que los niños cumplan sus indicaciones. Es que no son los suficientemente buenos para proponer juegos y actividades divertidas que los niños quieran hacer sin recibir un regalo? Porque no utilizan otra pregunta, por ej: Quien quiere divertirse?? Quien quiere hacer algo muy rico?? Porqué tiene que ser el regalo???

No dejemos que nuestros hijos crezcan con la idea de que tienen que recibir un regalo por todo, y no dejemos que los recreacionistas de las piñatan MANIPULEN a nuestros hijos diciendoles que van a recibir un regalo, cuando realmente ni siquiera reciben algo pues les prometen el regalo desde que llegan y se los dan cuando se acaba la fiesta. El regalo que reciben los niños no es la recompensa por haber realizado todas las actividades de la fiesta, es un obsequio que el niño que cumple años da a sus amigos en agradecimiento por asistir y por acompañarlo en su cumpleaños. No es una recompensa. Por lo tanto, realmente los recreacionistan nunca les dan el prometido regalo a los niños. Hay que dejar de ser “indiferentes” y no permitir que esto suceda. Que falta de respeto con los niños!!