Empaques divertidos para los regalos de los niños

Hay una época en que uno no sale de fiestas. Nuestros hijos empiezan la vida social y los invitan a muchos cumpleaños. Es muy emocionante sobre todo al principio, conoceremos otras mamás y nuestros hijos van a disfrutar mucho.

Muchas mamás decidimos tener un pequeño stock de regalos, de las cosas que sabemos que se usan en cada edad, que son chéveres y que les van a gustar a niños o a niñas y cuando los hijos tienen una piñata acudimos a esa mini bodeguita y así no tenemos que salir a comprar, pues muchas veces nos coge desprevenidas y no tenemos tiempo para salir de compras. Seguir leyendo

Ideas para un Halloween sin dulces

Hace un par de años encontré esta campaña con ideas para un halloween distinto, uno que no tuviera tanta carga de dulces, hecha por mamás preocupadas por el exceso de dulces en los niños y decidí unirme. La idea es cambiar un poco los dulces que reciben los niños en el Halloween por pequeños juguetes o cositas que no sean dulces y que igualmente los haga felices y puedan divertirse un rato. La cantidad de dulces que reciben los niños en Halloween es increíble y además de que los enferma bastante, al final no se los terminan comiendo porque las mamás no los dejamos, sabiendo el riesgo tan grande que trae para la salud. Leí hace poco que el azúcar es 8 veces más adictivo que la cocaína y acorde con esto muchos padres buscamos enseñar hábitos saludables y uno de ellos es ayudarlos a no caer en el exceso de dulce. Veo que cada año más mamás se unen a esta causa y piensan en ideas de productos más sanos para los niños. No quiere decir que los niños no van a recibir un solo dulce pues seguramente si los tendrán, a todos nos les suena la idea (todos tenemos derecho a pensar diferente) y seguramente los niños SI recibirán dulces, pero sería en una dosis un poco menor, o sea menos dañina y además pueden obtener otra cantidad de cositas que pueden servirles para divertirse, o sea, más variedad y más diversión.
El año pasado me fui para un sitio donde venden objetos de piñatas y allá compré muchas cositas con las que hice bolsitas y eso le entregué a los niños, aquí les comparto algunas ideas…. Seguir leyendo

El valor de los regalos

Mi hijo Emilio está súper engomado con las cartas de Invizimals. Vienen como en un sobre de láminas de un album, pero son unas cartas muy bonitas y brillantes y traen un código para hacer realidad aumentada con el celular. El paquete de cartas vale 3.400 pesos.
Su abuela y tía le preguntaron hace poco que cumplió años que quería de regalo y el les dijo: cartas de Invizimals. Ellas le dieron un regalo diferente supongo que porque ese regalo era demasiado barato. La tía le preguntó la semana pasada: Emilio que quieres de regalo de Navidad? Y el le dijo: Cartas de Invizimals. Y ella le respondió: Pero es que ese regalo vale muy poquito.  Y el le contestó: Para mí vale mucho!

La respuesta de mi hijo me ha dado mucho que pensar. Nos enganchamos en buscar regalos que su valor monetario sea tal que podamos demostrar nuestro cariño acorde a ese valor. O sea, si invierto mucho dinero en un regalo quiere decir que aprecio mucho a esa persona. Si el regalo vale poquito (en precio), podría pensarse que el cariño es menor. Pero la verdad es que el valor de un regalo va mucho más allá de su precio. Puede haber detalles de menor valor económico, pero mucho más significativos para alguien, que dar un regalo costoso. Pensemos al regalar, no tanto en el precio sino en el valor real del regalo. Muchas veces las cosas que valen poco pueden disfrutarse más.

regalo

Empaques bonitos, creativos y diferentes

Cuando empecé a ser mamá y un poco después empezó el voleo de las piñatas, me di cuenta de que estas iban a ser parte importante del presupuesto de nuestro hogar. Una de la cosas que me pareció costosa e inútil fue el papel de regalo. Un pliego de papel de regalo cuesta mínimo $2.500 y es algo que esta hecho para romperse. Además uno siempre tiene que salir a buscar uno a una tienda, lo cual quita tiempo y se arrugan con facilidad. No es que tenga algo en contra de los papeles de regalo, son divinos y si pudiera los compraba todos y nunca los usaría pues soy adicta a guardar papelitos, cinticas, stickers, etc. Pero buscando ahorrar un poco de dinero y tiempo y además usar mi creatividad para hacer empaques diferentes y novedosos, decidí comprar un rollo de papel craft y hacer mis propios empaques.

Para hacer los empaques busqué usar papeles de colores, cintas, botones, marcadores y diferentes materiales y hasta he cosido los regalos en la máquina de coser para que sea algo diferente.

Aquí les comparto algunos de los empaques que he hecho para los cumpleaños o para celebraciones…

Empaques1

Como ven, es muy fácil con un papel craft hacer un empaque novedoso y bonito, además lo hago con todo el gusto y el amor, ese que entrego con el regalo a la persona a la que se lo damos… algunas ideas las tomé de Pinterest en mi perfil de empaques https://www.pinterest.com/natymesah/empaques/

Que haríamos sin Pinterest….

 

Protocolo de piñatas…

La semana pasada completé mi piñata número 7. Desde la primera que realicé, he ido perfeccionando la técnica poco a poco. Hay muchas cosas que hay que tener en cuenta y es mejor preparar las fiestas de cumpleaños con tiempo y con cuidado para no fallar y para estar tranquilos y disfrutar. A medida que he ido aprendiendo en este proceso he hecho una lista de cosas que hay que tener en cuenta y quisiera compartirla con mis amigas que apenas comienzan a pensar en este tema…

1. El tema:
El tema de la fiesta debería ser algo que le guste mucho al niños, pues es su fiesta. En los primeros años casi siempre lo eligen los papás basado en algo que al niño le guste mucho. Puede ser un personaje o un tema. Es mejor seleccionar un tema que tenga ya vasos, platos y servilletas con el diseño, asi se hace más fácil, pero también hay personas que eligen un tema más original y adaptan platos fondo entero con el dibujo o personaje que eligieron.

fiesta1idea

2. El lugar:
El lugar de la fiesta depende de varios factores como: el número de invitados, la cercanía para que los invitados asistan, el costo de hacerlo en algún lugar determinado, la facilidad de organización,  etc. Para la elección del lugar recomiendo: que sea seguro (sin acceso a calles o vías peligrosas, que no haya cosas peligrosas en ese sitio como huecos, piscina, etc) pues así uno puede estar más tranquilo. Por lo general las fiestas se hacen en clubes, salones sociales de los edificios, fincas o restaurantes o lugares con juegos para niños. En Medellín existen varios sitios como estos, son muy prácticos porque tienen paquetes para las piñatas con todo ya resuelto, conozco varios como Archies, Jennos Pizza, Kandú en el Tesoro.

3. A quien invitar?
Esta pregunta es muy difícil. Por lo general varía según la edad del niño. En el primero y segundo año, lo usual es invitar a la familia y a los amigos más cercanos de los papás, sobre todo los que tienen hijos de la misma edad. En los 3 y los 4 se invitan los amigos de los niños, sobre todo los de la guardería o los más cercanos (del edificio o actividades que el niño frecuente), de los 5 en adelante ellos prefieren invitar a los amigos de su mismo sexo. La cantidad también es muy importante. Para mi lo ideal es que sean menos de 20 invitados, pues he visto que con más de 20 hay tanta gente que los niños no se integran y no se disfruta tanto. Como es tan difícil elegir, opino que es mejor invitar a los niños que tengan la misma edad del niño de la fiesta, pues con un rango muy amplio de edad, no se logra coordinar adecuadamente la recreación o las actividades y suelen quedar niños relegados o aburridos. Siempre no se puede complacer a todo el mundo y lo importante es que nuestro hijo que esta cumpliendo años tenga un día feliz e inolvidable, no en invitar a todo el que se pueda…
Las invitaciones se deben enviar con una semana antes. Si no se pueden enviar físicas, se puede hacer una virtual.

4. El día: Los cumpleaños pueden hacerse entre semana o en fin de semana. Si se hacen en semana por lo general van los niños con un acompañante adulto (niñera, mamá o abuela). Si son de Lunes a Jueves, se acaba temprano porque al otro día hay que estudiar, los Viernes son un poco más largos y si es Sábado o Domingo por lo general se hacen cuando se va a invitar a la familia completa (papá, mamá y hermanos). No tiene que ser el día exacto del cumpleaños del niño, pero si es cercano a este mejor.

5. La hora: Por lo general las piñatas empiezan entre 3 y 3:30 y terminan entre 6 y 6:30 pm.

6. Que hay que tener en cuenta para ese día:

– La decoración: por lo general se hace según el tema elegido. Puede ser muy sencilla o tener más cosas según se desee. En internet pueden encontrarse muy buenas ideas, fáciles y sencillas, con instrucciones y todo. En Pinterest, en Youtube o simplemente en Google.

– Elementos de la fiesta: Se debe comprar: Bombas (globos), Platos, Vasos, Servilletas y Cubiertos plásticos (ojala los platos, vasos y servilletas del motivo de la fiesta). También tener platos, vasos y servilletas extra (puede ser un color plano) para los adultos o para las personas que repiten. No olvidar la vela para cantar el cumpleaños.

– Para comer: Por lo general se debe pensar en algo salado para ofrecer a los invitados (tener en cuenta que por cada niño hay un adulto), lo más común en las fiestas es perro, nuggets, croquetas, mini hamburguesas, salchipapas. Algo que les guste a los niños. También se tienen varios snacks para picar (nachos, papitas, obleas con arequipe, crispetas, etc) y por último, la torta y el helado.  También está muy de moda ofrecer cupcakes en vez de torta.  Esto va acompañado de algo para tomar, teniendo en cuenta que a los niños no se les debería dar una gaseosa, se debe tener algo alternativo (agua o jugo).

– Actividades o recreación: En la mayoría de las fiestas se contratan recreacionistas que hacen diferentes actividades para los niños. Es muy importante tener en cuenta que las actividades sean acorde a la edad de los niños invitados porque cuando esto no sucede, es un desastre pues los niños se aburren.  Ojalá los recracionistas no motiven a los niños con el famoso “Quien quiere regalo??”. También se puede contratar un inflable para que los niños salten y es importante que también haya una actividad paralela para los niños que no quieren participar en la recreación (puede ser el inflable o un parque o un rompecabezas, algo que hagan solos)

– La sorpresa o regalo: Se usa darle a los niños invitados un pequeño regalo al final de la fiesta para agradecer su asistencia. Este regalo debería ser un detalle que no sea muy costoso, y que sea acorde a la edad y al genero de los niños. En algunas ocasiones este regalo hace parte de una actividad dentro de la piñata, los niños lo personalizan y luego se lo llevan a su casa. También se les da casi siempre una bolsa con dulces.

– Sillas, mesas, etc… : Si el lugar donde se hará la fiesta no los tiene, se puede alquilar mesas y sillas para los niños y los adultos si se desea. Yo los suelo alquilar en Santa Mónica Eventos (Tel: 4487072), los llevan hasta el lugar de la fiesta. Tener en cuenta que las mesas deben tener manteles. Se pueden alquilar o comprar dentro del kit de la piñata. Debe haber un lugar para que los adultos se sienten.

– Piñata: En muchas fiestas se pone una piñata u “olla” en la que se echan regalitos y dulces, es muy emocionante cuando la revientan y todos se tiran al suelo a coger las cosas.

– Accesorios para los niños: También es muy lindo cuando el tema de la fiesta lo permite, tener algunos accesorios para que los niños invitados se disfracen, cosas como por ejemplo sombreros, parches de pirata, pañoleta, corona de princesa, varita mágica, etc.

– Plan B: Es importante pensar en que hacer si llueve y tener espacio y un plan B con actividades para una situación asi. Uno sufre mucho como anfitrión si esto sucede y si no hay un plan B peor.

– No olvidar: Encendedor para la vela, cuchara para servir el helado, cuchillo para la torta. Cámara de fotos y/o filmadora.

– Es importante tener un lugar para poner los regalos que le llevan al niño a la fiesta.

7. Otras cosas: Para el niño que celebra su cumpleaños este día es demasiado exitante, por lo que muchas veces puede comportarse como no quisieramos. Es importante que haya descansado y comido bien antes de la fiesta, y tratar de tener paciencia y pensar que lo importante es que disfrute su cumpleaños para que sea un día inolvidable. No presionarlo con que salude a todo el mundo o haga lo que queremos. Es su día.
Recomiendo que el mismo día no abra los regalos, está muy cansado y no lo disfruta mucho, sobre todo cuando son más pequeños. Mejor hacerlo al día siguiente o poco a poco para que ellos los disfruten realmente.

8. Más ideas: Existen Blogs y páginas especializadas en cumpleaños. Mi favorito es Fiestas y Cumples. Uno se puede inscribir al newsletter y le llega al correo con ideas para ir teniendo en cuenta: http://fiestasycumples.com/
Otros: http://www.karaspartyideas.com/

Yo recomiendo:

Sitios para comprar las cosas de la fiesta
En internet: http://www.partycity.com  o http://www.birthdayexpress.com
Ideas: Este es mi tablero de piñatas de Pinterest: http://pinterest.com/natymesah/pinatas/
Rrecreación: Gladys y Angela: 3325724 (Gladys), 3024626 (Angela)
Para ofrecer: Canchips

canchips

Nada como el día de la madre!

Nada que me emocione más que el día de a madre. Es como el cumpleaños pero mejor, es como un cumpleaños pero compartido o sea una fiesta colectiva con un motivo común, el cual es fenomenal. A pesar de que me emociona mucho, todos los días de la madre que me han tocado no han sido lo mejor para mí. El primero me enfermé, tuve fiebre y luego me hospitalizaron. Hace 2 años, tuve a mis hijos operados de tubitos de los oidos, y además nos toca ir de casa en casa (abuelas, suegra, etc), lo cual genera un poco de carreras y stress. A pesar de estos pequeños inconvenientes me encanta el día de la madre y varios días antes, me imagino mis tarjetas y mis regalos, y hasta hago lista de antojos.
Este año en particular ha sido buenísimo, pues mis hijos me están preparando una “sorpresa” en la guardería y el chiquito todo el día me cuenta que es la sorpresa (una mata) y su hermano lo quiere matar, entonces me hago la “sorda”, como si no hubiera escuchado nada y listo, aunque el pequeño me grita y me repite que es (UNA MATAAA!!!), me hago la que no entendí. Es hermoso ver la emoción de Emilio guardando, protegiendo ese gran secreto, contando los días para que sea el día de la madre.
El día de la madre, es un tributo, un reconocimiento, a un gran sacrificio que se hace cuando nosotras mismas dejamos de ser lo más importante en nuestras vidas y ahora es alguien ( o alguienes) más. Siento que es el día en que celebramos el maravilloso privilegio de vivir en un nivel diferente, más lleno de amor y entrega. La satisfacción de darlo todo por una sonrisa o un “ti amo mamita”.
Me encanta que mis hijos lo valoren, gracias a mi que digo cada día con emoción “ya casi es el día de la madre!!” y que aprendan a valorar a su mamá, que tanto los ama y tan pendiente esta de ellos. Y me encantan los regalos, pero no regalos caros, sino dibujos, tarjetas, manualidades, abrazos, besos, cosquillitas, desayuno, palabras lindas… Que felicidad, y ya sólo faltan 3 días!!!

“Quién quiere regalo??”

Desde hace días he observado, en las piñatas a las que asisten mis hijos, que hay algunos grupos de recreacionistas, que durante toda la fiesta motivan a los niños a que sigan sus indicaciones con la frase “Quién quiere regalo??”. Inicialmente me sorprendió pero a medida que pasa el tiempo y lo veo repetitivo en tantos cumpleaños, me puse a pensar a cerca de lo que le estamos enseñado a los niños con esto…
Los estamos motivando a que realicen la recreación de una fiesta (que además es algo que les gusta pues es un juego), con la promesa de un regalo físico al cumplir las actividades propuestas… Los niños están creciendo con la idea de que después de cada actividad tienen que recibir una recompensa física, un regalo, y se acostumbran a que sin “el regalo” no hacen nada. Los niños no van a una piñata a recibir regalos, van a celebrar que su amiguito está cumpliendo un año más de vida, o sea a celebrar la vida de sus amigos. Además, se acostumbran a que en su vida todo tiene que ser “pagado”, a que no hacen nada gratis. Por eso es que a los niños más grandes les cuesta tanto hacer un favor, y terminan por todo pidiendo algo a cambio. Es que uno no puede hacer algo por alguien sin tener que recibir un pago? Porqué jugar en una fiesta con sus amigos tiene que ser pagado?.no-mas-quien-quiere-regalo
Me parece además poco profesional de parte de los recreacionistas, que además deberían tener un poco de conocimiento en educación o en cómo manejar niños, que utilicen SIEMPRE esta motivación para que los niños cumplan sus indicaciones. Es que no son los suficientemente buenos para proponer juegos y actividades divertidas que los niños quieran hacer sin recibir un regalo? Porque no utilizan otra pregunta, por ej: Quien quiere divertirse?? Quien quiere hacer algo muy rico?? Porqué tiene que ser el regalo???

No dejemos que nuestros hijos crezcan con la idea de que tienen que recibir un regalo por todo, y no dejemos que los recreacionistas de las piñatan MANIPULEN a nuestros hijos diciendoles que van a recibir un regalo, cuando realmente ni siquiera reciben algo pues les prometen el regalo desde que llegan y se los dan cuando se acaba la fiesta. El regalo que reciben los niños no es la recompensa por haber realizado todas las actividades de la fiesta, es un obsequio que el niño que cumple años da a sus amigos en agradecimiento por asistir y por acompañarlo en su cumpleaños. No es una recompensa. Por lo tanto, realmente los recreacionistan nunca les dan el prometido regalo a los niños. Hay que dejar de ser “indiferentes” y no permitir que esto suceda. Que falta de respeto con los niños!!

Los regalos y el amor…

Esta tarde fui a comprar el regalo de cumpleaños de uno de los mejores amigos de mi hijo (el mejor). Un niño muy especial, al cual mi hijo adora y quería comprarle algo que le gustara y que no fuera ‘un juguete más’, sino algo que le dure mucho tiempo y que pueda estar en un lugar especial de su habitación. En medio de esta búsqueda del regalo, recordé una reflexión que hago siempre que voy a un cumpleaños infantil…
Pareciera que ultimamente, gracias a la sociedad de consumo y todos sus efectos, el amor entre personas se define según el regalo que se de, y esto en función de dos variables: el precio y el tamaño. Eso quiere decir que el que te de el regalo más costoso y más grande, es el que más te quiere. Cuando uno ve en una fiesta el lugar donde están los regalos, se ven paquetes tan grandes, que muchas veces, son hasta más grandes que el mismo niño y dentro de poco, vamos a tener que contratar un camión de mudanzas para llevar los regalos que le dan a nuestro hijo en su fiesta. Cuando llegan los invitados a los cumpleaños, se ven paquetes enormes de regalos gigantes, que como les digo, pareciera que ese niño quiere demasiado al cumpleañero, pues el regalo es gigante y seguramente de un precio muy alto. Luego del cumpleaños, el niño quiere abrir todos los regalos a la vez, obviamente, y se llena de una cantidad enorme de juguetes nuevos, que no sabe ni cual abrir, ni con cual jugar, pues es tanto que abruma. Termina jugando con uno de tantos, pensando en los otros que también quiere abrir, y sin disfrutar verdaderamente ninguno. Como una indigestión de regalos.

No se en que momento los cumpleaños se volvieron una competencia a quien da el regalo más costoso o más grande, y las mamás mandan a alguien a comprar un regalo que valga $X dinero, lo que sea con tal de quedar bien, cuándo fue que dejamos realmente de pensar en que le gustaría a esa persona, que lo haría feliz, que disfrutará bastante, que importa que valga más o menos, pero que ese regalo, que es nuestra manera de celebrar su vida, lleve realmente el amor que pusimos en buscarlo. No importa que el empaque sea grande o pequeño, no importa que cueste mucho o cueste poco, creo que la importancia la debe tener el amor que le ponemos al regalo y con el gusto que lo damos. Y que pesar que los niños aprendan que son más valiosos los regalos grandes o costosos, cuando es tan importante y tan lindo los pequeños detalles, una tarjeta, un dibujo, un abrazo.

Y como sugerencia para las mamás de los niños que cumplen años, no abrir todos los regalos al tiempo, pues no disfrutan ninguno, mejor guardarlos e irlos sacando poco a poco, para que realmente los niños no se saturen y valoren sus juguetes. Lo hice con el último cumpleaños y funcionó de maravilla (todavía tengo algunos sin abrir).