Novena para niños

novena-infantil-la-gallina-y-los-pollitos

Al ver la acogida que tuvo mi novena para niños, decidí completarla y ponerla más bonita. El texto es el mismo, solo que lo escribí de manera que pueda leerse mejor y pueda imprimirse. También añadí los gozos. Como les dije anteriormente en el post del año pasado, los gozos son divertidos así sean inentendibles entonces decidí poner DOS versiones, la tradicional y la modificada, así cada uno elige cual quiere leer.

Espero que gocen mucho esta Novena y que sus hijos puedan entender mejor que significa cada día y cada historia.

Encuéntrala aquí:

https://lagallinaylospollitos.com/2015/12/15/novena-para-ninos/

Las herencias

Teoricamente la palabra herencia se refiere a lo que una persona que se muere le deja a sus descendientes. También se usa esta palabra para definir las características genéticas que podríamos obtener de nuestros antepasados. En mi familia la palabra herencias ha adquirido un nuevo significado al referirse a las cosas que una persona pasa otra porque ya no las va a usar más y que están en muy buen estado. Dentro de cosas podemos incluir ropa, zapatos, juguetes, muebles, libros, etc. Todo esto pasa entre primos de una generación a otra y lo damos y recibimos con mucha alegría. En la cultura paisa (en la que vivo) se valora el ahorro y el cuidado de las cosas y esta costumbre hace parte de permitirnos aprovechar bien las cosas que tenemos, además muchas veces los niños dejan objetos en muy buen estado, porque crecen rápido, los usan poco o son muy finos y da pesar botarlos sabiendo que sus primos pueden continuar con el uso de estos. En mi familia se ha creado una cadena de herencias, las cosas pasan entre hermanos y a primos y vemos en los más pequeños las cosas que habían pasado por los nuestros. Seguir leyendo

¿Usted ha comido hojas de dulce?

Todo el que pertenece o ha sido muy cercano a la familia Hinestroza (con s o z) – Tirado (mi abuelo y hermanos) sabe muy bien que son las hojas de dulce. La abuela de mi mamá, llamada Otilia Paredes, decía que en su jardín había una mata que tenía hojas dulces y llegaban a ella unos gusanos muy feos (como casi todos los gusanos lo son) a comerse esas hojas. El término “alguien come hojas de dulce” surgió entonces para contar de manera cariñosa y prudente, quienes en la familia (o fuera de ella también) no eran muy agraciados por su belleza física…
Por ejemplo:
-“Fuiste a conocer al hijo de Tal?”
– “Sí”
– “Y cómo está?”
– “Pues bien, aunque ha comido un poco de hojitas de dulce”….

Seguir leyendo