Los niños y sus zapatos rotos

Todo comenzó en la guardería. Los niños salían muy pulcros y organizados, con su ropa limpia, y sus zapatos como nuevos. Llegaban mugrosos, cubiertos de arena y de pintura y eso no me molestaba, estar sucio es un símbolo de que pasaron rico. Todo iba normal hasta que yo veía los zapatos. No entendía porqué los zapatos llegaban raspados en la punta. ¿Será que el niño se está sentando mal?  ¿Será que camina arrastrando la punta de los zapatos? . Empecé mi investigación porque ahí ya llevábamos uno o varios pares de zapatos rotos y para el bolsillo no es muy bueno que un par de zapatos durara dos semanas (no estoy exagerando). ¿Será que son de MUY mala calidad?. Seguir leyendo